El Real Madrid vence al Bayern Múnich en la prórroga (76-81)

por Roberto Anidos publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

El Real Madrid consiguió una importante victoria a domicilio en la prórroga en la cancha del Bayern Múnich, una de las revelaciones de la temporada, para sumar su decimotercer triunfo en la Euroliga que le sitúa a dos del liderato pero con un partido menos (el que jugará el próximo lunes ante el Estrella Roja). Los de Laso fueron de más a menos en un encuentro muy exigente en lo físico, que decidió en el tiempo extra con un parcial de 4-9 a su favor

Tavares lideró al equipo con su récord de anotación como madridista (26 puntos y 29 de valoración). Rudy, en su vuelta, Deck y Thompkins fueron fundamentales en diferentes tramos del encuentro.

Arrancó muy serio el Real Madrid en el Audi Dome. Intenso en defensa, controlando su rebote y forzando pérdidas del Bayern, y en ataque, corriendo y con todos aportando. Laprovittola manejó al equipo como un reloj (4 asistencias) y Tavares dominó la zona con autoridad superando una y otra vez a sus pares. El pívot anotó 11 puntos en 10 minutos para comandar un parcial de 3-11, que permitió a los de Laso coger +10 de ventaja (13-23) y mandar con comodidad en un primer cuarto que acabó con un 9-38 de valoración a su favor (15-23).

Rudy y labor de contención
La irrupción de Reynolds, con 8 puntos seguidos, y la regularidad de Baldwin, su mejor jugador hasta el momento, hizo reaccionar a los locales en el segundo cuarto. El Real Madrid fue perdiendo la inspiración en ataque (solo un triple en la primera parte) pero no se frustró y a base de lucha y concentración impidió que su rival tomara la delantera. Con los bávaros a 2 puntos (25-27, min. 16), fue Rudy, que reaparecía tras su lesión, el que tiró del equipo con 7 puntos, dejando un 34-39 al descanso.

El tira y afloja continuó en la reanudación. El Bayern aprovechó la sequía anotadora de los madridistas, que seguían sin solucionar sus problemas en el tiro exterior. Con un parcial de 16-12 en el tercer cuarto se acercó a un punto con el 50-51 en el minuto 30. Lo mejor para el Real Madrid es que no dejó cumplir a su rival el objetivo de remontarle. Ahí estuvieron Laprovittola y Tavares para impedirlo en un partido cuya exigencia física era ya máxima.

Máxima igualad
Cada canasta siguió siendo de un valor incalculable. Costaba y mucho anotar. Los locales igualaron el encuentro en dos ocasiones, la última a 61 en el minuto 35. Pero eso no le trastocó la concentración a un Real Madrid que respondió con su primera racha de triples. Uno de Rudy y dos de Carroll les daban aire. No duró mucho. Tres del Bayern consecutivos culminaban la remontada, ahora sí, con el 72-70 a falta de 1 minuto. Un revés importante que, sin embargo, supo solucionarlo con una canasta de Deck a 28 segundos y una defensa final que mandó el partido a la prórroga (72-72, min. 40).

Expertos en prórrogas
Los blancos ya sabían lo que era ganar en el tiempo extra en esta Euroliga. Dos prórrogas ante Panathinaikos y otra ante Olympiacos. Y no se pusieron nerviosos en Múnich, firmando unos grandes 5 minutos adicionales. Encarrilaron la victoria dejando sin anotar al Bayern durante 3 minutos de la misma, tiempo en el que consiguieron un parcial de 0-7 con la aportación de Tavares, Thompkins, Deck y Laprovittola (76-81, min. 40).

nota de prensa Real Madrid · foto: euroleague media