El UCAM Murcia continúa su idilio en Europa tras dos prórrogas (94-90)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Basketball Champions League Crónica

Noveno triunfo del UCAM Murcia CB en su competición talismán, la Champions, frente a un Nizhny Novgorod, que resucitó hasta en dos ocasiones para no irse del encuentro. La defensa de los primeros minutos en el tercer cuarto fue clave cuando los murcianos peor lo estaban pasando y Booker resultó definitivo cuando sus compañeros le buscaron en ataque. Los murcianos tenían ganado el partido y tomaron tan malas decisiones en la recta final del último cuarto que fue un triple de Doyle lo que le dio la ocasión de forzar la primera prórroga. En la primera de ellas el UCAM Murcia volvió a tener el triunfo en su mano y en la segunda no lo dejó escapar (94-90). La clave de la victoria…, la intensidad en defensa

Las primeras jugadas de los murcianos en ataque fueron un fiel reflejo de lo que está sucediendo últimamente. Los jugadores locales anotaron solo dos puntos, de Soko bajo el aro, en los primeros cuatro minutos del encuentro, con dos pases al vacío incluidos y una antideportiva a Kloof. Javi Juárez cambió de base, le dio entrada a Booker, y aunque inicialmente le salió bien, su equipo tomó una renta de cinco puntos, posteriormente todo se igualó. Los murcianos ganaban en rebotes con claridad al equipo ruso, pero su oponente estaba más certero en el lanzamiento. Los errores se igualaron (6 pérdidas por bando) y solo la segunda falta de Rudez en poco más de tres minutos alteró los planes del UCAM Murcia (17-17).

Intercambio de puntos en los primeros instantes del segundo cuarto en el que los murcianos hicieron un primer intento de irse en el marcador tras un triple de Durán. Era el segundo consecutivo de los locales y el choque estaba en 25-22, pero el técnico ruso no quería sorpresas. Solicitó un tiempo muerto que provocó el vuelco en el marcador. En 90 segundos el parcial fue de 0-5. Juárez pidió un tiempo muerto, pero el efecto no fue el mismo, ya que los rusos se fueron en el marcador por seis puntos, 25-31. Negados en ataque, el Nizhny campabas a sus anchas con solo circular con velocidad el balón. Entonces llegó el concurso de triples en el que el ganador fue Perry, el estadounidense del equipo visitante dinamitó el partido y lanzó a su equipo en el marcador. Con 13 puntos en el segundo cuarto (3 triples), de los 23 de su equipo, llevó el marcador a un claro 31-40 (parcial de 6-18 en los últimos 6:42). Más pérdidas de balón, menos control del rebote y 10 de 28 en tiros de campo. El UCAM Murcia estaba naufragando, sin ideas.

Los males locales continuaron durante las primeras jugadas del tercer cuarto, si bien se debió, en este caso, al endurecimiento de la defensa visitante. El Nizhny llegó a disponer de un 32-42, y después de dos minutos sin anotar la intensidad permitió a los de Juárez acercarse en el marcador. La entrega en defensa y el mejor tono de Sadiel Rojas, forzando faltas en ataque, permitió a los locales disponer de tiros libres y empatar el partido a 42 casi seis minutos después. El Nizhny estuvo sin anotar un punto entre el 9:14 y el 3:30. Empezaba un nuevo encuentro y con los jugadores visitantes más cargados de faltas personales. Perry tomó nuevamente la batuta para colocar otra vez a su equipo por delante, 46-51, pero el UCAM Murcia CB estaba vivo y su defensa le estaba dando la confianza perdida (51-52).

Arrancó el último cuarto y cinco puntos seguidos de Booker, provocaron que el técnico visitante parara el partido con el 58-54 a 7:31 para el final. Buscaba el mismo efecto que en segundo cuarto. El Nizhny anotó de tres, pero fue circunstancial, ya que el UCAM Murcia no había dejado de defender. La valentía de Booker en ataque y la brega de Cate hicieron que los locales se fueran en el marcador 65-57 a 3:51 para el final. Hubo técnica al entrenador visitante que los de Juárez no aprovecharon para ampliar su renta, y acto seguido Perry se echó a su equipo a la espalda. El UCAM Murcia, tras un triple acrobático de Kloof y con el crono a cero se fue 70-63 en el marcador a 2: 20 para el final. Parecía definitivo, pero los murcianos se desajustaron en defensa permitieron lanzamientos exteriores fáciles a su rival y este lo aprovechó para darle la vuelta al marcador, 70-73 a 7 segundos para el final. Un triple de Doyle, tras tiempo muerto de Juárez, provocó la prórroga a menos de dos segundos para la conclusión (73-73).

En el tiempo añadido el UCAM Murcia CB llegó a disponer, hasta en dos ocasiones, de una máxima renta de 5 puntos, pero el Nizhny no se rindió. Su entrenador vio como algunos de sus jugadores iban desfilando hacia el banquillo por cinco faltas, pero el incombustible Perry estaba dispuesto a liarla un poco más. A poco más de tres segundos para el final lograba su punto número 33 y empataba a 82-82. Juárez pidió un tiempo para planificar una última jugada, se la jugó Doyle y lanzó a canasta. La pelota se clavó entre el aro y el cuadro, de tal forma que el último segundo lo tendría el Nizhny. El técnico ruso pidió un tiempo… a por la segunda prórroga.

El partido se convirtió en una ruleta rusa con el equipo de Juárez por delante en el marcador, Un triple de Booker, 90-84, parecía sentenciar nuevamente, pero nada más lejos de la realidad, ya que los triples de Strebkov le dieron opciones a su equipo con el 92-90 a 13 segundos para el final, aunque con posesión para el UCAM Murcia. El base norteamericano anotó dos tiros libres a seis segundos para el final y el partido se acabó (94-90).

fuente: cadenaser.com · Foto: BCL/J. Bernal