El Valencia Basket adquiere ilusión y confianza en el camino a la final (64-73)

por Roberto Anidos publicado en Crónica LF Notas de prensa FEB

Prometía ser una eliminatoria larga y así pudo comprobarse durante la disputa de un primer asalto en el que el Spar Girona dominó el encuentro durante sus primeros minutos antes de ceder el mando a un Valencia Basket cuyas rentas llegaron a ser aún mayores. Un partido marcado por el gran momento de forma de Cristina Ouviña en la dirección para determinar que fuera el conjunto de Rubén Burgos el que regresara a casa con una renta de 9 puntos que aportarán una cierta tranquilidad de cara al partido de vuelta

Será en la noche del próximo sábado cuando conozcamos si los nueve punto de renta adquiridos en el día de hoy por el Valencia Basket resultan suficientes para que el conjunto de Rubén Burgos pueda alcanzar su tercera final de la temporada. Un hecho que tratará de impedir por todos los medios su rival, un Spar Girona que viajará siendo consciente de la dificultad que entrañará el tener que remontar, pero con la confianza que transmite el saber que el equipo gerundense es capaz de todo en esta competición.

Spar Girona vs Valencia Basket (64-73)

Recibidas con un pasillo humano que reconocía su labor como equipo campeón de la Eurocup, las jugadoras del Valencia Basket llegaron a Fontajau dispuesta a lograr un resultado positivo. Todo un deseo cumplido para un equipo que tuvo que trabajar dura y que poco pudo hacer a la hora de imponerse en el primer asalto por la final.

Salida arrolladora de un Spar Girona dispuesto a sorprender (21-13)

Dejándose llevar por la inercia ganadora del partido disputado por ambos equipos en la Copa de la Reina 2021, el Spar Girona no tardó en demostrar que estaba más que dispuesto a luchar por la victoria. De este modo, las de Alfred Julbe no tardaron en apuntarse las primeras rentas gracias a la siempre infalible dirección de Laia Palau, pero sobre todo, a la superioridad bajo los aros de una Julia Reisingerova que marcaba diferencias en posiciones cercanas a la canasta rival (5-0). No tardó el conjunto local en sacar rédito de su buena defensa y eso se tradujo en una decena de tantos de renta que desesperaban al conjunto valenciano. Por ello, el técnico visitante no tardó en parar el partido para enviar con ello un mensaje a sus jugadoras. Leticia Romero pareció captarlo mejor que nadie y, con un primer triple equilibró ligeramente una balanza en la que el color rojo seguía predominando sobre el naranja (21-13).

La inercia comienza a cambiar desde el silencio (13-15)

Poco cambiaron las cosas tras el primer entreacto en lo que al marcador se refiere. No así en lo relativo a unas sensaciones donde el Valencia Basket parecía crecer a paso a paso, encontrando el aro con una mayor facilidad y obligando al Spar Girona a encontrar nuevas vías con las que sorprender a su rival. Porque el primer triple de Anna Gómez fue ya un serio aviso para un equipo que acumulaba tres minutos sin anotar para ver cómo el partido se comprimía de nuevo. Y eso que Sonja Vasic no renunció a una última acción en la que una complicada canasta final otorgaba oxígeno al Spar Girona antes de enfilar el camino a los vestuarios (34-28).

Cristina Ouviña marca un nuevo ritmo con el que invertir el marcador (7-18)

Fue, tras el tiempo de descanso, cuando el Valencia Basket volvió a hacer gala de sus ya famosos terceros cuartos. Porque el conjunto de Rubén Burgos regresó a la pista dispuesto a hacerse con el mando del partido a través de un alto ritmo de juego que desembocó en un parcial de 3-11 ante el que Alfred Julbe no pudo hacer otra cosa que no fuera el poder parar el partido. Así, el cuadro gerundense buscó frescura, pero para entonces, el Valencia Basket volaba ya en vuelta rápida con Rebecca Allen anotando desde la línea exterior para invertir la suerte de su equipo (41-46).

Spar Girona regresa para evitar una mayor desventaja (23-27)

Con las de casa en serios apuros y las visitantes creciendo en cada acción, al Valencia Basket tan solo le faltaba por ver como Raquel Carrera aportaba su habitual dosis de protagonismo en la pintura. Una jugadora que puso a su equipo en rentas máximas con hasta 16 puntos de ventaja. Unas diferencias que podían haber sido letales para el desenlace final de la eliminatoria y que el equipo gerundense salvó de algún modo durante un tramo final con el que reducir la renta visitante. La consecuencia directa de un parcial de 10-0 que devolvía la emoción a la serie antes de viajar el próximo sábado a Fontajau a la búsqueda de un lugar en la final (64-73).