Ante Tomic, el mentor que alecciona en Badalona

“Desde el primer día me sentí especial aquí, y eso no ha cambiado hasta ahora. Desde los jugadores, hasta el cuerpo técnico y toda la gente del club, me recibieron y me sentí emocionado”. Estas sentidas palabras salen de la boca de Ante Tomic, el jugador de la Penya, que fue entrevistado para el portal oficial de la Eurocup. El bueno del croata conocía en ese preciso instante y de primera mano lo que significa el baloncesto en Badalona, donde es el deporte rey, y en el que la Penya es su máximo exponente

La llegada a la ciudad catalana fue una magnífica noticia para el conjunto verdinegro. Con él en sus filas, la Penya no ha hecho más que crecer, temporada a temporada. Tomic lleva aportando (esta será su tercera campaña en el club) su clase y esa dosis de experiencia necesaria en cualquier club que quiera luchar por grandes objetivos.

El jugador croata tiene cuerda para rato. Este pasado mes de Julio se hacía efectiva esta tercera temporada y renovaba por dos campañas más, con lo que Tomic seguramente acabará su trayectoria deportiva en el club verdinegro. Sus palabras, así lo atestiguan: “Tengo 35 años y disfruto jugando al baloncesto. Espero quedarme aquí hasta el final de mi carrera”. Si esto se confirma, sería un win-win de manual para ambas partes. Ante continuaría donde quiere estar. Por su parte el club, seguiría teniendo a un pívot diferencial y se evitaría tener que buscar a un sustituto de garantías, asunto bastante complicado.

Tomic tiene uno de los mejores juegos de pies de Europa, sus puntos y rebotes están asegurados, pero su estancia en Badalona tiene un plus más. El faro de Dubrovnik se está convirtiendo en el mentor de los jóvenes canteranos. Ante les alecciona y les está haciendo crecer, como por ejemplo el caso de Joel Parra, que a su lado sigue quemando etapas de una manera vertiginosa. Hace tan solo un mes, Joel conquistó el Eurobasket con la Selección Española.

En el plano personal su marcha del Barça y su ingreso en la Penya no le generó grandes cambios, ya que el Palau Blaugrana y el Olímpic están a escaso veinte kilómetros de diferencia. Esto le permitió no tener que mover a la familia, ya afincada en Cataluña. Durante la pandemia, con sus videos en Twitter, pudimos ver a un Tomic muy cercano y familiar. Le llegamos a descubrir fuera de la pista, confirmando que es “grande” tanto dentro como fuera de la pista.

Con todo esto, el pívot con sus 2,18 m, será pieza fundamental en el devenir del curso de la Penya. ¿Serán capaces los de Badalona de llevarse la Eurocup, donde son uno de los grandes favoritos? Veremos si esto ocurre, pero si sucediera, sería la confirmación de que la Penya sigue creciendo paso a paso. Y eso sería una felicidad doble, tanto por el bueno de Tomic, como por el club y una ciudad que vive el baloncesto de un modo apasionante.

Total
1
Shares
Leave a reply
Previous article

Schroder niega que rechazará aquel contrato ofrecido por los Lakers de 84 millones

Next Article

Matt Thomas y Luca Vildoza, en la agenda del Maccabi

Related Articles
Related Articles