Ese elemento extraño llamado Los Angeles Clippers

por José María Santiago publicado en NBA Opinión

Sin duda esta temporada de la NBA está siendo muy atípica. En plena vorágine de partidos se están sucediendo sorpresas noche tras noche. Derrotas abultadas, bajas de jugadores por Covid, consiguen que en el ambiente exista una gran incertidumbre respecto a los resultados

Uno de los equipos que está dejando más desconcertados a sus seguidores es sin duda, Los Ángeles Clippers. Si bien se encuentran actualmente clasificados en tercera posición de la conferencia oeste y tienen en sus filas a una de las plantillas más extensas y de más calidad de toda la Liga, parece que no han solucionado problemas del pasado.

Los californianos fueron la gran decepción de la pasada temporada. Máximos candidatos al anillo se desinflaron en la semifinal de la conferencia oeste contra los Denver Nuggets. Unos Nuggets qué a base de defensa y juego en equipo, desarbolaron a unos inoperantes y atónitos Clippers, a los que llegaron a remontar un marcador de 3 a 1 a favor.

Esta debacle se llevó por delante al que era su entrenador Doc Rivers que dejó su puesto en el banquillo a Tyronn Lue. El de Misuri, campeón de un anillo con los Cavaliers y que firmó por cinco temporadas, debe hacer romper el maleficio que persigue a Clippers, ya que nunca han alcanzado las Finales de Conferencia.

Para ello debe mejorar la química, la defensa y el juego colectivo del equipo. Una plantilla con estrellas del nivel como Kawhi Leonard y Paul George, la intendencia en los apartados de intimidación, defensa y rebote de los recién llegado Serge Ibaka e Nicolas Batum, junto a Patrick Beverley o Marcus Morris y los puntos desde el banquillo de hombres de la talla de Lou Williams, Luke Kennard o Reggie Jackson deberían bastar para aspirar a todo.

Este grupo, sin embargo, es capaz de lo mejor y de lo peor. A victorias con solvencia, se le han unido derrotas abultadas y partidos en los que dejaban escapar (como ocurriera la pasada temporada) grandes ventajas en el marcador. Todo esto ha hecho disparar las alarmas en el seno del equipo, recién comenzada la competición. Kawhi Leonard ya ha declarado que tienen que ser mejores y que han de mejorar mucho.

Estamos ante ese extraño elemento que puede llegar a la gloria, pero que también puede ser un auténtico fracaso. Veremos cómo transcurre la temporada…

Foto: EssentiallySports