Estreno del Unicaja con derrota ante el Joventut en el Top 16 (86-95)

por Roberto Anidos publicado en Crónica Eurocup Notas de prensa Eurocup

El Unicaja no pudo lograr la victoria en su estreno en el Top 16 de la 7DAYS Eurocup frente al Joventut (86-95). Los malagueños no pudieron contener a los visitantes en la segunda parte, comandados por el tridente Dimitrijevic-Brodziansky-Tomic

Contrarrestaba el Unicaja de manera coral los puntos iniciales de Ante Tomic en la pintura. La igualdad era una constante, encontrando los malagueños en la contundencia de Rubén Guerrero un faro anotador en la zona gracias a sus conexiones con Frankie Ferrari. Con ambos equipos encontrando fortuna en ataque, dos triples consecutivos de un acertado Adam Waczynski (10 puntos) supusieron una brecha con la que los de Luis Casimiro adquirieron ventaja (24-18).

Encontraba la Penya a Brodziansky, quien hacía daño en el poste a los malagueños, que seguían administrando las rentas gracias al continuado acierto de Waczynski. Se imponían los ataques a las defensas, tesitura que aprovechaban los verdinegros para ponerse a uno con Tomic de nuevo de estilete (29-28). A pesar de llevar el liderazgo en el marcador, no lograban los malagueños despegarse hasta que un triple de Brizuela abrió una ligera ventaja (43-39). Cogía aire el Unicaja y con dos tiros libres de Ferrari sellaba la máxima poco antes del descanso (49-41).

Un contraataque de Waczynski y una suspensión de un muy activo Deon Thompson provocaron que el Unicaja alcanzara la decena de diferencia al poco de reanudarse el encuentro (53-43),lo que motivó que Carles Duran reajustara en tiempo muerto. El receso le vino bien a la Penya, quien por medio de dos triples de López-Arostegui se reenganchó al choque, neutralizado por un arreón de Thompson que devolvió calma (60-51), alcanzando una nueva máxima tras triple de Waczynski (63-51). Pero el Joventut, con un parcial 0-10 cerrado por Tomic, volvió a acechar en el marcador (63-61), distancia que se mantuvo hasta final de cuarto (68-66).

Los catalanes, sin embargo, seguían en dinámica positiva, y por medio de Dawson encontraron el camino para remontar e imponer su ritmo tras unos buenos minutos de Dimitrijevic (72-79). El Unicaja, atascado en ataque, encontraba la luz tras un triple de Thompson que insufló aire a los locales. La entrada de Yannick Nzosa y Thompson impulsaban a los malagueños, que llegaron a ponerse a 2 (81-83). Pero la Penya, por medio de Brodziansky y los tiros libres, encontró la vía para llevarse la victoria, certificada tras dos triples de Bassas (86-95).

Nota de prensa Unicaja Málaga