Giannis Antetokounmpo y LeBron James, inminente batalla por el MVP

por Roberto Anidos publicado en NBA VIDEOS

Es cuestión de semanas el conocer al MVP de la presente temporada, donde salvo sorpresa mayúscula, todo se decidirá entre Antetokounmpo y LeBron. Ganará el heleno su segundo galardón de forma consecutiva, o el de Akron se llevará el quinto de su carrera

Va a estar reñido, puesto que los dos jugadores se lo merecen, llevando a sus respectivos equipos al liderato de su conferencia y con grandes promedios en lo individual. Por eso le llevan un paso adelantado al otro candidato al MVP, James Harden, que en lo individual a jugado a un nivel excepcional (34.4 puntos, 7.4 asistencias y 6.4 rebotes) pero con los Rockets lejos de los primeros puestos, finalmente sextos del Oeste y con el onceavo mejor balance de la regular.

Giannis Antetokounmpo ha mejorado aún más si cabe las prestaciones que ofreció la temporada pasada, en la cual recibió su primer MVP,  añadiendo a su repertorio el lanzamiento de tres que le ha convertido en un jugador sencillamente imparable con sus 29.6 puntos, 13.7 rebotes y 5.8 asistencias, además de una defensa que también le hará optar a mejor defensor del año.

A punto de cumplir los 50 años del primer y único título de los Milwaukee Bucks en el año 71 con Lew Alcindor (después Kareem Abdul-Jabbar) y Oscar Robertson a la cabeza, Antetokounmpo y los suyos quieren ya de una vez dar el salto definitivo al campeonato, más aún cuando el año pasado no cumplieron con sus expectativas y fueron superados por los Toronto Raptors, posteriormente ganadores del anillo.

LeBron James tiene una misión, y es la de volver a ganar el anillo, sería el cuarto de su carrera tras ganar dos con los Heat, años 2012 y 2013, y uno, hace cuatro años, en el 2016, con los Cavaliers, para volver a llegar a lo más alto a unos Angeles Lakers que ya hace una década, desde el 2010, que no catan trofeo. El embrujo de Kobe Bryant está presente y el campeonato sería el homenaje perfecto.

Por eso LeBron se ha puesto el traje de líder, del jugador total que es camino de los 36 años, capaz de bajar sus prestaciones anotadoras para convertirse en el máximo asistente de la liga, con unas medias a casi triple-doble por partido, con 25.7 puntos, 10.6 asistencias y 7.9 rebotes. Lleva siete años sin ganar el MVP, el último en el 2013, y si lo ganará este año no sería ninguna sorpresa.

Foto: Clutch Points