Iberostar Tenerife puede con el ‘Fuenla’ en el Santiago Martín (103-75)

por Roberto Anidos publicado en ACB Crónica Notas de Prensa ACB

El conjunto aurinegro ha derrotado al Montakit Fuenlabrada gracias a una gran exhibición desde más allá de 6’75 con el acierto, entre otros, de Sasu Salin y Tomasz Gielo

El Iberostar Tenerife también pudo en el pabellón de Deportes Santiago Martín con el Montakit Fuenlabrada, al que derrotó por 103-75, después de que tinerfeños y fuenlabreños se enfrentaran el pasado viernes en el pabellón Municipal las Torres, de Adeje, con triunfo claro por el mismo resultado para los de Vidorreta (103-75).

Mismo resultado en los dos partidos, pero con diferente desarrollo, ya que si en el disputado en Adeje el Iberostar Tenerife empezó a marcar diferencias a partir del tercer cuarto y tras el acierto, entre otros, de Sasu Salin y Gielo, en este segundo partido las ventajas para el equipo local empezaron desde el primer cuarto y con un Iffe Lundberg que supo dirigir a sus compañeros con acierto, además de que no desaprovechó sus ocasiones para poder tirar a canasta.

El cuadro lagunero estuvo bien en defensa y no permitió que su rival anotara con facilidad, pero además supo correr con acierto y terminar el ataque con éxito. Eso le llevó que pronto tomara ventajas en el electrónico (18-8).

Lo cierto es que con las rotaciones el nivel de juego del plantel de Txus Vidorreta no cambió e, incluso la segundo unidad puso mayor pasión y acierto en la cancha, lo que le llevaría a alcanzar el primer parón de juego con una ventaja de once puntos (27-16).

En el segundo cuarto más de lo mismo con un Iberostar Tenerife bien puesto en defensa y acertado en ataque, mientras que al Montakit Fuenlabrada le costaba más anotar, ya no solo por los problemas que le podría poner el rival, sino que tampoco estaban acertados cuando lograban posiciones claras para hacerlo.

El partido solo tenía ya un color y eso deslució el juego, los locales mandaban y sus rivales no mostraba una intención clara por, al menos, competir de tu a tu. Poco a poco las diferencias fueron mayores y con ello la tensión defensiva fue disminuyendo.

Con el partido totalmente controlado, el Iberostar Tenerife jugó sin tensión, pero eso le permitió encadenar jugadas de ataque de mucho mérito.

Con el marcador visto para sentencia ya al término del tercer cuarto (83-60), en el último Txus Vidorreta pudo hacer pruebas en cancha, entre otros, dejar al vinculado Alberto Cabrera en la posición de base y situar a Lundberg de escolta, un puesto que ocupara posiblemente durante muchos minutos cuando llegue Marcelinho Huertas a la Isla.

Contenidos efe • Foto: E. Cobos