ICL Manresa culmina a lo grande su retorno a la Liga Endesa

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en LEB Oro Notas de prensa FEB

Regresaron a la Liga LEB Oro el pasado verano tras doce temporadas en la élite pero al conjunto manresano le han bastado apenas doce meses para poder recuperar su condición de equipo de Liga Endesa con su ascenso sobre la cancha del Nou Congost. Y es que los hombres de Diego Ocampo no fallaron en el quinto y definitivo encuentro ante un Melilla Baloncesto que se vació sobre la pista pero que sucumbió ante el acierto de Lluis Costa y el factor cancha manresano

Comenzó el encuentro con la misma igualdad quesus cuatro precedentes en esta final pero un soberbio segundo cuarto con LluisCosta dirigiendo a su equipo a placer terminó por catapultar al éxito a un ICLManresa que certificaba así su triunfo en la Final. De este modo, el equipo deDiego Ocampo recupera la categoría perdida un año atrás en una temporada en laque los manresanos han jugado las dos finales por el ascenso.

ICL Manresa vs Melilla Baloncesto (97-67/ 3-2)

La dirección de Lluis Costa dirige al ICLManresa hacia la Liga Endesa

Con un ambienteatronador y las gradas completamente teñidas de rojo, el quinto y definitivoasalto a la Final de la Liga LEB Oro anticipaba en sus prolegómenos un granespectáculo. Una afirmación sobre seguro tras cuatro igualados encuentros y quelos protagonistas de la final se encargaron de ratificar en un buen inicio departido marcado, una vez más, por los parciales. El primero a favor de un ICLManresa que trataba de intimidar a su rival (5-0) antes de recibir la primeraréplica de un Melilla Baloncesto impulsado por sus armas habituales, el tiroexterior de Edu Durán y la superioridad física de Fran Guerra bajo los aros(5-8). No tardó Diego Ocampo en mover su banquillo y así logró equilibrarfuerzas el técnico local con un Melilla que había saltado a la cancha sumamenteacertado y que comenzaba a chocar con la mano de Álvaro Muñoz y Hamilton (13-13).Eso sí, la confianza de los visitantes en su juego comenzaba a ser tan alta quesu acierto se mantuvo hasta una última acción en la que un certero triple deKapelan sobre la bocina mantuvo a los de Alejandro Alcoba por delante de caraal primer entreacto (18-19).

Trataba dehacerse fuerte en defensa el ICL Manresa con el comienzo del último cuarto anteun Melilla que seguía sumando desde la línea exterior en ataque pero quecomenzaba a tener sus primeros problemas de la noche en defensa con el aciertode un Jordi Trias que sumaba sus primeros puntos (25-26). Parecía que loslocales comenzaban a encontrarse cómodos y, por si quedaba alguna duda, así se encargóde confirmarlo un Lluis Costa que regresaba a pista a lo grande con cincopuntos consecutivos que daban a equipo la máxima ventaja en el marcador hastaese momento (34-28 / +6). Se atascaba Melilla en el tiro exterior y estocomenzaba a pasar factura a los de Alejandro Alcoba en una noche en la queincluso el 4,60 comenzaba a darle la espalda a un Melilla con problemas parasumar en el segundo cuarto. Las gradas apretaban y Álvaro Muñoz no quisodesaprovechar el momento con un primer triple con el que los catalanescomenzaban a marcharse (39-30). Hasta 15 fueron los puntos con los que llegó acontar el cuadro manresano pero un último empuje del cuadro melillense redujoligeramente las diferencias a la hora de alcanzar unos vestuarios a los queambos conjuntos llegaban con rostros muy diferentes (46-33).

Sabedores deque, en esta ocasión, no había ya margen de error. Los jugadores del MelillaBaloncesto regresaron a pista con algo más de presión respecto al inicio delprimer tiempo. Erráticos en algunas acciones sencillas pero sin bajar losbrazos, los melillenses vieron como Lluis Costa seguía a lo suyo para seguir impulsandoa un ICL Manresa que comenzaba a marcharse en el marcador. Buscó AlejandroAlcoba la complicidad de su pizarra en un madrugador tiempo muerto con el que,sin embargo, no pudo frenar el ímpetu de un Álvaro Muñoz que anotaba de nuevodesde el exterior (53-36). Las cosas se complicaban cada vez más para losazulones y el ICL Manresa no tuvo piedad aprovechando los tiros libres de unaantideportiva, machacando el aro rival de la mano de Jordi Trias y golpeandocon dureza desde el exterior con un nuevo triple de Costa (59-36). Pero no sóloa través de la anotación sumaba un playmaker que asistía a sus compañeros aambas manos hasta poner en el marcador un +24 con el que levantó al público desus asientos (67-43). Así, de máxima en máxima, el encuentro se convertía enuna balsa de aceite para los locales al término del tercer acto (76-50).

Restaban diezminutos por jugarse pero casi todo parecía decidido ya. Melilla lo intentaba,lo intentaba, lo intentaba… pero ICL Manresa se mantenía firme en defensa,serio en el rebote y muy acertado en ataque para que las diferencias a su favorno corrieran peligro alguno (89-61). Poco más quedaba por decidir. El ascensotenía ya claro color rojillo y fue por ello que, durante los últimos minutos,los homenajes se sucedieron a modo de cambios con ovaciones a los Costa, Muñoz,Martín y especialmente Jordi Trias. Los jóvenes entraban a pista y disfrutabande una fiesta que se teñía de color con el bocinazo final. ICL Manresaculminaba la épica regresando a la Liga Endesa (97-67 / 3-2).

La clave: La dirección de Lluis Costa. Había dado buenas muestras ya de su calidad en los cuatro encuentros previos pero el quinto y decisivo trajo consigo la explosión de un jugador que desatascó el choque tras un primer acto de igualdad. Anotando desde el exterior, repartiendo juego entre sus compañeros e incluso aportando en apartados como el rebote, Lluis Costa se convirtió en el héroe de una noche en la que Álvaro Muñoz terminó de sentenciar desde el tiro exterior.

nota de prensa feb