La lucha por los Playoffs, al rojo vivo

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA

La fase regular de la NBA está llegando a su fin, y para la mayoría de equipos quedan menos de 20 partidos. Lo mejor de todo es que tanto en el Este como en el Oeste aún queda mucho por decidir. A estas alturas, lo único claro es que los Raptors y los Celtics, y los Rockets y los Warriors van a ocupar las dos primeras plazas de cada conferencia. Todo lo demás está en el aire. La lucha por los Playoffs está que arde. Gentileza de fullbasket.es

El Este: casi todo decidido menos el orden
La situación en el Este es algo más clara que en el Oeste. Los Raptors (49-17) y los Celtics (46-21) están ocupando en estos momentos las dos primeras posiciones y tienen mucha ventaja respecto a sus perseguidores. Así pues, es casi seguro que no se van a mover de ahí. Por otro lado tampoco parece que vaya a ver cambios de última hora en cuanto a los equipos que llegarán a la postemporada. En estos momentos Miami Heat ocupa la octava plaza con un récord de 36-32 y tiene seis victorias más que los Pistons, el noveno clasificado. Todo lo demás está por decidir.

Pacers, Cavs y Wizards luchan por ser terceros
Lo más interesante que queda en el Este es la lucha por la tercera plaza. Ahora mismo los Pacers parten con ventaja gracias a un récord de 39-28, y tienen una victoria más que Cavaliers (38-28) y Wizards (38-29).

En esta coyuntura el calendario va a ser un factor más que importante. A los Pacers le quedan seis partidos en casa y nueve a domicilio, lo que incluye una gira por el Oeste contra rivales como Lakers, Clippers o Warriors, contra los que también deberán jugar en casa. Además, Indiana tendrá que enfrentarse a Wizards, Pelicans o Raptors, en dos ocasiones. Lo peor, sin duda, va a ser el back to back del 5 y el 6 de abril contra Golden State y Toronto.

El calendario de los Cavaliers parece algo más sencillo. Al cuadro de LeBron le quedan 8 partidos en casa y 8 fuera. Sus partidos más difíciles van a ser la visita a los Blazers esta misma semana, y los duelos contra los Wizards y los Raptors (en dos ocasiones) en Cleveland.

Por último, Washington debe jugar 8 partidos en casa y 7 a domicilio. Los rivales que les quedan no van a ser fáciles. Los Wizards van a jugar dos veces contra los Celtics (una vez fuera y otra en casa) y otras dos contra los Spurs. También deberán visitar a los Cavs y a los Rockets. Por lo pronto, esta semana tienen que disputar un back to back contra los Timberwolves y los Celtics. La única buena noticia es que durante las próximas semanas podrán recuperar a John Wall.

Sixers, Bucks y Heat no quieren ser octavos
La otra gran lucha del Este es la que está disputando los Sixers, los Bucks y los Heat por la sexta posición. Puede parecer poco importante, pero el equipo que termine sexto podrá evitar a los Raptors y los Celtics en primera ronda.

Ahora mismo los Sixers tienen un récord de 36-29, y están por delante de Bucks (36-31) y de los Heat (36-32). Como vemos, Philadelphia parte con cierta ventaja, y se podría decir que incluso tiene algunas opciones de conseguir algo más que la sexta posición, sobre todo viendo el calendario que tienen Pacers y Wizards.

A Embiid y compañía les espera un calendario relativamente fácil. Les esperan 11 partidos en casa y sólo 6 a domicilio. Sus rivales más difíciles serán los Pacers, los Timberwolves y los Cavaliers, todos en casa. Además, sólo tendrán que jugar dos back to back. Uno de ellos será esta semana contra los Knicks y los Nets, y el otro contra los mismos Nets y los Pistons el 3 y el 4 de abril. Los Sixers pueden soñar.

El calendario de los Bucks pinta bastante peor. A Milwaukee le esperan seis partidos en el Bradley Center, y nueve a domicilio, lo que incluye una gira por la costa Oeste. En resumen, los Bucks tienen que recibir a equipos como Clippers, Celtics o Spurs, y tienen que visitar a otros como los mismos Clippers, los Warriors o los Cavaliers.

Por último, los Heat pueden aprovecharse el duro calendario de los Bucks para evitar caer en la octava plaza. A Miami le quedan ocho partidos en casa y otros seis fuera. Los de Spoelstra se enfrentarán a los Thunder (dos veces), a los Pacers, a los Cavaliers y a los Raptors el último día de competición. Y por otro lado, jugarán contra rivales muy asequibles como los Kings, los Knicks (dos veces), los Nets, los Hawks (dos veces) y los Bulls.

El Oeste, al rojo vivo
Mientras que en el Este las cosas están algo más decididas, en el Oeste la lucha es más encarnizada que nunca. Los Rockets y los Warriors ya han superado las 50 victorias y están bien situados en las dos primeras plazas. Su lucha por la primera posición va a ser absolutamente espectacular. Sin embargo, más allá del valor simbólico y del factor cancha en unas hipotéticas finales de conferencia no hay mucha diferencia entres ser segundo o primero.

Todo lo demás está abierto a más no poder. Los Blazers (41-26), los Thunder (40-29), los Pelicans (38-28) y los Wolves (39-29) están luchando por la tercera plaza. Por otro lado, los Clippers (36-29), los Jazz (37-30), los Spurs (37-30) y los Nuggets (37-30) se están jugando las dos últimas posiciones.

La lucha por ser tercero
En la pelea por ocupar la tercera posición los Blazers parten con cierta ventaja. Tienen el mejor récord, llevan 10 victorias seguidas y tienen a todos sus jugadores importantes disponibles.

A Portland le espera un calendario que no tiene pinta de ser nada fácil. Les quedan 7 partidos en casa y 8 a domicilio. Tienen que recibir a Cavaliers, Rockets y Celtics, y también tienen que visitar a los mismos Rockets, los Thunder o los Pelicans. El calendario no es mortal de necesidad como en otros casos, pero no va a ser un paseo.

Mucho más complicado es lo que le espera a los Thunder de Russell Westbrook. A OKC le quedan seis partidos en casa y otros siete fuera. Tienen que visitar a los Raptors, los Celtics, Pelicans y los Rockets. Además, también tienen que recibir a los Warriors el 3 de abril.

Lo que les queda a los Pelicans también va a ser muy complicado. Anthony Davis va a tener que sacar todo su arsenal si no quiere caer del Top 5 del Oeste. A NOLA le quedan diez partidos en casa y sólo seis fuera. Eso es la parte positiva del asunto. Tienen que recibir a los Rockets, los Celtics, los Blazers y los Thunder. Casi nada. Además, tienen que visitar a los mismos Rockets, los Cavaliers y los Warriors entre otros.

Para los Timberwolves hay una noticia mala y otra buena. La mala es que no tienen a Jimmy Butler, y la buena es que su calendario es más fácil que el de sus rivales. A los Wolves les esperan siete partidos en casa y siete fuera. En casa sólo los Rockets suponen una auténtica amenaza. Tienen algunas visitas algo complicadas en Washington, San Antonio, Philadelphia y Denver, pero nada imposible.

Utah parte con ventaja en la lucha por entrar
En la pelea por las dos últimas plazas parece que los Jazz parten con cierta ventaja. Ahora mismo están jugando a un nivel fantástico, y además tienen un calendario relativamente benévolo. A Utah le esperan nueve partidos en Salt Lake City y seis a domicilio.

Sólo los dos partidos contra los Warriors (uno fuera y otro en Utah), la visita de los Celtics y los partidos a domicilio contra Blazers y Timberwolves son realmente complicados. Por lo demás los Jazz se verán las caras con equipos asequibles como los Pistons, los Hawks, los Kings, los Suns o los Grizzlies.

Para los Spurs las cosas no pintan tan bien. Lo positivo del asunto es que les quedan diez partidos en casa y sólo cinco fuera. Lo malo es que la mayoría de equipos que van a visitar San Antonio son auténticos cocos. Los Spurs recibirán próximamente a equipos como los Thunder, los Rockets, los Pelicans, los Warriors, los Blazers o los Timberwolves. ¿Podrá Kawhi Leonard volver a tiempo para rescatar a sus compañeros y meterse en los Playoffs?

Viendo el calendario que le espera a San Antonio es muy posible que los fans de los Nuggets se estén frotando las manos. Sin embargo, tampoco su recta final va a ser un camino de rosas. A Denver le esperan cinco partidos en casa y diez partidos fuera.

En las próximas semanas van a empezar una larga gira de siete partidos, en los que tendrán que visitar a equipos como Wizards, Sixers, Raptors y Thunder. Estos cuatro partidos, que son los que van a cerrar la gira, van a llegar un plazo de siete días. Además, después recibirán a Pacers, Timberwolves y Blazers en casa.

Los últimos en discordia, pese a que en estos momentos ocupan la séptima plaza con un 36-29, son los Clippers. Los de Doc Rivers van a enfrentar la recta final de la fase regular sin Gallinari ni Bradley, y el calendario no pinta nada fácil.

Les esperan siete partidos en L.A y diez a domicilio. Eso incluye visitas a Houston, Oklahoma, Minnesota, Indiana, Toronto, Portland y Utah. Además en casa recibirán a rivales directos como los mismos Blazers, los Pelicans o los Spurs.

Ahora que sabemos todo lo que nos queda por ver en esta fase regular sólo nos queda una cosa: Hacer las palomitas y disfrutar del mejor baloncesto del planeta.

Photo NBA Media