Previa Playoffs NBA: Boston Celtics vs Miami Heat

por Roberto Anidos publicado en NBA Previa

Marcus Smart saltó, estiró el brazo, e impactó cual meteorito que dejó a los Raptors tan fríos como tres años de glaciación. Los Boston Celtics se ganaron a pulso su presencia en las Finales de Conferencia del Este, en la que se enfrentarán a los Miami Heat en lo que pinta una serie calentita, con rencillas entre varios jugadores, viejos conocidos y dos equipos que no tienen miedo a darse de palos por un puesto en la batalla por el anillo

Antecedentes

Los Boston Celtics vs Miami Heat tiene ya su historia. Ambos equipos han tenido sus más y sus menos, en pista y en los despachos, durante varios años de la última década. Empezando por lo alto, Pat Riley y Danny Ainge son viejos conocidos que no se llevan demasiado bien. Los últimos coletazos del Big 3, ¿quién no recuerda el problema entre Butler y Smart?, además de tener a Kelly Olynyk y a Jae Crowder en sus filas, y os aseguro que el segundo no guarda buen recuerdo de su salida, y vendrá con el cuchillo entre los dientes. Del primero…, bueno, no quiero tener que enfrentarme a un «Kelly Olynyk Game 7 experience«.

Durante esta temporada, los Celtics han ganado el enfrentamiento individual 2-1, aunque los Heat han cambiado mucho, y se llevaron el último partido, disputado ya en la burbuja.

En cuanto a estos Playoffs, los Heat vienen de una serie corta, y sorprendentemente «sencilla», ante unos Bucks que fueron totalmente anulados por los de Spolestra. Han tenido tiempo de sobra para descansar y prepararse, además de contar con una rotación más larga que les permite dosificar mejor.

Los de Brad Stevens llegan con más carga de minutos, después de unas series muy largas, con un partido con dos prórrogas y ante un rival que les hizo dejar todo para poder avanzar. Van a tener 4 días por delante para reponerse, lo que debería de ser suficiente, pero el cansancio podría ser un factor a tener en cuenta.

A los de Florida les puede sentar mal de inicio no haber tenido una serie complicada hasta el momento. Al igual que los Raptors en el Game 1, les puede pasar factura la falta de competencia, por lo que los Celtics tienen que golpear primero, golpear fuerte, sin piedad.

¿Llegará Gordon Hayward?

Y es que este es un factor extremadamente importante. Los Celtics han sido capaces de pasar dos rondas sin uno de sus titulares, pero a estas alturas, necesitan al alero. Además de que a Hayward se le dan muy bien los Heat, promedia 22 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y 55,6% en TC contra ellos esta temporada, es un factor diferencial para manejar la defensa de los de Miami, que no ha sido para nada tan buena como la de Raptors, pero que está surgiendo en estos Playoffs como una fuerza a tener en cuenta. Son también asiduos de las zonas, y están muy bien preparados, con las adiciones de Crowder e Iguodala, para parar a los jóvenes aleros verdes, como han demostrado contra Giannis y compañía.

Además, añade un muy buen defensor colectivo a la plantilla. Es inteligente en las coberturas y las líneas de pase, algo que veremos es muy importante contra los de Spolestra.

Se ha visto a Hayward calentando en pista, pero no parece que pueda comenzar la serie. Además, el parto de su hijo se prevé para finales de septiembre, y aunque su rumorea que el jugador no saldría de la burbuja para atender al nacimiento, no ha sido confirmado.

De volver, pongamos sobre el Game 3, lo más probable es que salga desde el banquillo. Sus condiciones físicas no serán las mejores, y es preferible que se ponga a punto contra suplentes. Asimismo, no interesa cambiar un quinteto que funciona, con un Marcus Smart que viene con el pico de forma más alto de su temporada.

The Beatiful Game

Los Miami Heat, de la mano de un Spolestra que siempre ha sabido sacar el jugo de sus equipos, amenazarán a los Boston Celtics de una manera muy diferente a la que la hicieron los Toronto Raptors. Si recordáis la previa de las semifinales, os comentaba que la clave de la serie era no dejar a los de Nurse correr, ya que su ataque estático no era tan peligroso. Pues siendo la transición defensiva algo todavía importante, los Heat se plantan en estas finales con un juego a media pista excelente, lleno de movimiento y pases que confundirían a cualquier defensa.

Los Celtics necesitan una concentración excelente en cada jugada, ya que Butler y compañía no dejan de colocar bloqueos indirectos, mientras los tiradores no paran de dar vueltas como unos perros medio locos. Fuera de bromas, no paran quietos. Herro y Robinson son muy inteligentes moviéndose sin balón, y el resto del equipo sabe qué hacer en cada momento para aprovecharse de esa amenaza exterior (2º mejor equipo en %3 en regular y 3º en playoffs).

Cuando los contrarios se centran en exceso en no dejar tirar a los exteriores de los Heat, tienen interiores, Adebayo y Olynyk, que son perfectamente capaces de encontrarles en un corte hacia canasta (equipo que más puntos anota con ese tipo de jugada). De nuevo, movimiento y más movimiento sin balón.

Es cierto que cuentan con dos figuras muy resolutivas individualmente, el ya mencionado Bam Adebayo y Jimmy Butler, pero creo que la clave en defensa es no dejar que secundarios de lujo como Herro, Dragic o Robinson entren en juego. Esto es algo muy complicado, porque incluso con alineaciones ultra bajas, con Grant Williams de cinco por ejemplo, los Celtics han sufrido en defensa contra los de Spolestra.

El sistema que plantean los de Miami rivaliza bien con el tipo de defensa que quiere Stevens. Ambos estilos se basan en la inteligencia de sus jugadores para saber qué hacer en cada momento, dónde cortar o cuándo cambiar, en lecturas rápidas de las jugadas. Me genera cierta preocupación, ya que opino que los Celtics pecan de falta de concentración en esa serie de cambios defensivos varias veces por partido, y que jugadores como Jaylen Brown destacan más en tareas individuales que en colectivas, pero también pienso que es el mejor sistema para frenar un ataque como el de los Heat. Todo dependerá de la ejecución.

Inconsistencias y un resurgir

Los Celtics necesitan jugar todos los cuartos en cada partido. Es algo que lleva pasando demasiados años y que llega a ser redundante el solo mencionarlo aunque sea de pasada, pero es una de las claves de la serie. Además, tras sufrir una persecución extrema con ese «box and one«, Kemba Walker tiene que dar un golpe en la mesa.

Los Heat representarán un rival a priori más cómodo, en teoría más preparados para frenar a Tatum, por lo que el base tiene que encontrar la forma de ser una pesadilla para Spolestra cada noche. Creo que los Celtics tienen muchos matchups buenos que explotar, tanto los aleros con Herro, Robinson o Dragic, como Kemba con algún alero o el mismo Olynyk, y si bien gustan de usar zonas, no creo que estén preparados, ni tengan el personal, para plantear el mismo encajonamiento que propusieron los Raptors.

Contra los Raptors Stevens decidió «dejar a Kemba fuera», y centrarse en explotar esa estrategia de Nurse para conseguir tiros liberados en otros jugadores. Funcionó. Pero contra los Heat va a necesitar de todos sus efectivos para poder castigarles.

En cuanto a otros emparejamientos, estoy casi seguro de que Daniel Theis va a tener plena libertad para tirar todo lo que quiera, veremos si el alemán responde. Desde el banquillo, tengo un dilema interno, ya que tanto Williams como Kanter son perfectamente capaces de castigar a Olynyk en ataque, aunque me dan taquicardias tan solo de pensar en tener que soportar al turco en defensa. Mejor nos ceñimos al plan de que Kanter siga sin jugar, por mi salud, por la vuestra.

Unas Finales de Conferencia nunca resultan sencillas, y los Boston Celtics se enfrentan a unos de los equipos que mejor cara han mostrado en la burbuja. Los Heat, con las incorporaciones de la deadline, han aprovechado muy bien el tiempo extra, y huelen a equipo tapado que se puede llevar todo. Toca sufrir.

Previa realizada por Álvaro Méndez de despachoceltics.com