PUENTE AÉREO Nº 3: Tomas Satoransky, de Sevilla a titular imprevisto en la NBA

por Xabier Sanmartin publicado en NBA Opinión VIDEOS

Tomas Satoransky vuela más alto que nunca. Este Leonardo DiCaprio del basket checo es nuestro tercer pasajero. A sus 27 años, no es el rey del mundo pero ha hecho de marzo de 2019 su mejor mes, o casi, en tres años de NBA

Tomas Satoransky, 2,01 m, 27 años (Praga, 30/10/1991). Trayectoria: 2009-10. Qalat Cajasol. LEB Plata; 2009-14. Cajasol Sevilla; 2014-16. FC Barcelona; 2016-2019 Washington Wizzards.

1. La lesion de Wall, puerta inesperada.
Promediando más de 34 minutos de forma habitual, Satoransky se está acostumbrando a meter 15 puntos, algo casi inédito hasta ahora. La lesión el pasado 5 de febrero del playmaker titular John Wall (28 años, baja para unos diez meses) le ha dado una oportunidad imprevista y trabaja bajo todos los focos de atención.

Polivalente base con perilla a lo DiCaprio, empezó en España en sesiones de cine de Serie B, con escenas en el curso 2009-10, alternando LEB Plata y ACB, trabajando entre el CB Qalat y el Cajasol Sevilla. En ese filial hispalense coincidió con otra perla, Joan Sastre (hoy en Valencia Basket, 27 años).

En su segundo curso sevillano, este jugador de Praga, ya logró continuidad en la élite, con 21 minutos de media en cancha para anotar 7 puntos con un 41% de acierto en los triples, el mismo del último año en el Barça (2015-16). En su evolución española, Tomas fue lanzando cada año menos triples, consciente de que sus facultades físicas le convertían aquí en un huracán imparable para mates y bandejas de porcentaje alto.

2. Cursos andaluces mejorando la visión.
Pasó cuatro años en Andalucía, cada temporada aumentando su eficacia en los lanzamientos de dos, acabando su paso por España con un tremendo 61% de tino, que subió al 68% en los play-offs. Eso sí, en sus dos años culés lanzó la mitad de veces que en los dos precedentes. No es igual ser cabeza de ratón que cola de león.

Si bien en su tiro exterior no mejoró nucho durante su etapa ACB, sí progresó en la media distancia y en la distribución de juego, repartiendo más de 4 asistencias por duelo en su último torneo aquí. A ello añadía 3-4 rebotes por jornada gracias a su capacidad de salto unida a su agilidad para cazar balones sueltos.

3. Eterno subcampeón rumbo al small ball.
En 2013-14, su último año de verde sevillista, entrenado por Aíto (72 años), Tomas firmó esta tarjeta media tras 34 jornadas: 31 min., 12,3 puntos, 4 rebotes y 4,6 asistencias. Le enviaron un contrato y los pasajes para unirse al Barcelona. Su vida cambió aunque no las estanterías de su casa. Coleccionó subcampeonatos sin llevarse a las vitrinas del salón ni una Copa del Rey ni una Liga, así que acabó fuera del equipo barcelonista, igual que su coach allí, Xavi Pascual

En una NBA dominada por el small ball, Satoransky llegó con bien pie en el curso 2016-17 aunque firmase por unos Washington Wizzards alérgicos a los play-offs. Poco a poco fue logrando continuidad, yendo a más, algo que no es fácil en el bingo que es hoy la liga estadounidense, donde hay quien sabe más de finanzas que de baloncesto.

4. Agente libre si no hay acuerdo pronto.
Tomas cumple ya su tercer curso norteamericano. Ha mejorado en los tiros libres (82% en el presente torneo), y está jugando unos 27 minutos por día frente a los 22,5 del pasado año, anotando 8,9 p. ante los 7,2 de la temporada previa, y empeorando un poco su ratio de dos y tres puntos pero con un buen 49 % de éxito al tirar de tres (se prodiga poco) y un 53 de dos. Todo mientras gana peso como director de orquesta con 5 asistencias y 3,5 rebotes, datos que van alza esta primavera.

Si bien la moda del juego raudo le favorece no tanto así la Era del Triple, donde suma ya varios años sin cubrir el margen de mejora que le elevaría por encima de la media. Ya ha contado varias veces que le agradaría acabar su trayectoria en España, sabe que la competencia exterior es brutal en EEUU y es sensato al recordar que España tiene buenos aeropuertos tanto en Madrid como en Barcelona. Antes, le toca dedicir su futuro en la NBA, es joven. En junio será agente libre pero franquicia y jugador han dejado entrever interés mutuo en seguir juntos, según NBC Washington Sports, sea así o no, él bien sabe que vive el mejor momento para volar hacia un mejor contrato.

Xabier Sanmartín, periodista autor de “El Gran Libro del Obradoiro” · Foto: ACB Photo & NBA Photo Media