¿Qué te ocurre Harden?

por José María Santiago publicado en NBA Opinión

“Si tienes un sueño, persíguelo cueste lo que cueste”. Estas palabras salían de la boca en una entrevista del hombre del que todo el mundo habla en este principio de temporada de la NBA, James Harden

La “barba” acaba de ser multado con 50.000 dólares por violar los protocolos de salud y seguridad de la NBA. Harden se habría saltado estas normas, cuando acudió a una fiesta privada el 21 de diciembre. Este hecho ha provocado también la suspensión del primer partido que deberían disputar los Rockets ante los Thunder, por no disponer de jugadores suficientes.

El jugador que fuera elegido el nº 3 del draft del 2009 dista lejos hoy por hoy, de ser un jugador serio y profesional. Pasado de peso, sus reiteradas y conocidas visitas a clubs de striptease, sus apariciones en éstos sin llevar la mascarilla lo dejan en muy mal lugar. Harden enfadado con los dirigentes de los Rockets, al que les ha exigido un traspaso, parece haber arrojado la toalla.

Su actitud no deja de sorprender. Un jugador que siempre ha luchado por hacerse un hueco en la liga, hasta llegar a ser una estrella de la competición, contrasta con la dejadez mostrada estos últimos tiempos.

Cabe recordar que fue pieza clave en aquellos bisoños Thunder junto a Kevin Durant y Russell Westbrook. Siendo el complemento de ambos desde el banquillo, motivo por el cual se llevó el premio al mejor sexto hombre en la temporada 2011-2012. Aquellos Thunder fueron capaces de llegar a las finales de la NBA ese mismo año, en el que cayeron ante los Miami Heat de Lebron James, Ray Allen y compañía.


Posteriormente fue traspasado a Houston, donde tendría todo el protagonismo que él reclamaba y que en el equipo que Oklahoma tenía que compartir. Allí explota y convierte al equipo de Texas en un fijo en los playoffs, llegando a dos finales de conferencia en los que caerían contra los todopoderosos Golden State Warriors.

Harden, a sus 31 años y siendo el máximo anotador de la competición los tres últimos años, parece agotado y su ciclo en los Rockets, también. Tendremos que ver en las próximas fechas si todas estas acciones poco profesionales son una manera de presionar buscando un traspaso a un equipo con garantías de conseguir ese tan deseado anillo, o por el contrario se debe a un agote psíquico ocurrido por estar tantas temporadas al máximo nivel. Sea como fuere nos gustaría preguntarle a la zurda con más clase de la NBA, ¿Qué te ocurre Harden?.