Si perdonas, no te perdonan (79-87)

por Roberto Anidos publicado en ACB Crónica Notas de Prensa ACB

La Liga Endesa no sabe de misericordia: si perdonas, no te perdonan. Movistar Estudiantes, con un mal día en ataque, no dejaba despegarse nunca a un físico Morabanc Andorra, pero nunca logró ponerse por delante, errando cuando tenía ocasión de hacerlo. El perdón estudiantil no tuvo correspondencia pirenaica

Por primera vez en la temporada sin lesiones, Dzikic dispuso de libertad para elegir en la jornada electoral y votó por Pressey, Brizuela, Vicedo, Kadji y Arteaga como quinteto inicial.

Aunque los del Pirineo empezaron más entonados (2-8) y pronto movió el banquillo para buscar alternativas en el juego interior, con Palacios primero y Dukan después.

No estaba acertado en tiros lejanos Movistar Estudiantes (6-15 a 2 minutos para acabar), pero sobrevivía apretando en defensa, rotando (jugaron 11 de los 12 jugadores en este cuarto) y encontrando bien a jugadores solos bajo el aro. El cuarto, poco vistoso, terminó 11-17.

Abrió la lata de los triples Palacios en el arranque del segundo cuarto (14-19), pero el protagonismo en estos primeros minutos fue del trío arbitral, que en apenas 2 minutos y medio consideró que Movistar Estudiantes había cometido 4 faltas, antideportiva incluida (17-25).

No se encontraba Movistar Estu, y Dzikic tuvo que pararlo cuando se fueron de 10 a falta de 6 para el descanso: 19-29. Pero seguía haciendo falta más, Andorra anotaba con facilidad y el ataque colegial estaba más atascado que la M30 un lunes lluvioso a las 8AM (19-33).

Con ambos equipos en bonus, los últimos tres minutos antes del descanso fueron una continua visita a la línea de tiros libres, con algunos destellos individuales de Brizuela o Pressey. Tras los primeros 20 minutos, el marcador del WiZink Center era 34-41.

Movistar Estudiantes tuvo su particular jornada de reflexión en el descanso. Salió enchufado, con Pressey, Brizuela, Dangubic, Arteaga y un Kadji que firmó los cinco primeros puntos colegiales (39-41). Una antideportiva sobre «la mamba vasca» permitió que el partido empezase de nuevo: 41-41 en apenas un minuto.

Morabanc Andorra recuperó la iniciativa aprovechando los tiros libres (44-49). No aprovechaba Movistar Estudiantes una buena oportunidad: antideportiva y técnica que acabó con el técnico visitante en vestuarios, errando los tiros libres y la posesión posterior (48-53, 4:10).

Al último cuarto se llegó con 52-65: la buena salida de cuarto se fue diluyendo y todos los errores de la primera mitad se reprodujeron en este tercer periodo.

Cal y arena para empezar el último cuarto: buenas acciones ofensivas de Vicedo, Kadji y Pressey… pero cuarta personal de los dos últimos. Aun así, Dzkic los mantuvo. 59-69 a 7:22.

Al 2+1 de Kadji respondía Todorovic con un triple (63-74, 6:01). Telegrafiaba Brizuela la asistencia para el mate del camerunés (65-74). Tiempo muerto visitante. Quedaba partido.

¡BRIZUELISMO! Un triple de «la mamba vasca» abría de nuevo el partido: 71-74 a 4:15 para acabar. Rugía el Palacio.

Llegó la inevitable quinta personal de Pressey y anotaron un triple llorando: 71-77. Dos tiros libres de Brizuela ponían el 73-79. No se rendía Morabanc: mate de Diagne: 73-79.

El triple de Dangubic que ponía el 76-79 a falta de 2:18 demostraba que este Movistar Estudiantes es un equipo muy correoso. Pero tras tiempo muerto no supo culminar: Morabanc Andorra no perdonó y el resultado final fue incluso demasiado abultado para la lucha que mostró el conjunto local: 79-87.

Nota de prensa Movistar Estudiantes • ACB Photo