Una victoria que vale un pasaporte para el Eurobasket 2022 (94-41)

por Roberto Anidos publicado en Crónica España Notas de prensa FEB

España estará en el próximo EuroBasket 2022, una cita a la que no falta desde 1959. Lo ha hecho ganando con solvencia a Rumanía en Valencia y a falta de dos partidos de la ‘ventana clasificatoria’ de febrero. Objetivo cumplido con un partido muy serio en defensa y con momentos de brillantez en ataque

España se suma a los cuatro anfitriones (República Checa, Georgia, Alemania e Italia) y a los clasificados en esta ‘ventana’ de noviembre (Bosnia, Croacia, Grecia, Israel, Eslovenia y Ucrania) en la lista de participantes del EuroBasket 2022. Un pasaporte conseguido en la Fuente de San Luis de Valencia después de derrotar a Rumanía en el cuarto partido de clasificación. Quino Colom y Darío Brizuela tomaron los galones, con buenas actuaciones de secundarios como Barreiro o Arteaga.

El partido comenzaba con una canasta de Beirán, posteando a su defensor en una instrucción clara de Scariolo. Después de una buena defensa, un 2+1 de Alberto Díaz ponía el 5-0 después de un minuto de juego. Un tapón de Arteaga propició un triple en contraataque de Brizuela y un 17-4 que obligaba a Rumanía a pedir el primer tiempo muerto. España estaba desbocada y jugaba a un ritmo superior a su rival. Las rotaciones en los dos equipos y los primeros tiros libres ralentizaron el choque, aunque siempre con ventajas rondando los diez puntos. Un mate de Arteaga tras asistencia de Colom cerraba el primer cuarto con un 27-12 muy tranquilizador.

Los primeros minutos del segundo cuarto fueron un intercambio de canastas que favorecía a los de Scariolo. Víctor Arteaga se hacía muy grande en la zona, y anotaba superando a los pívots rumanos mientras que Quino Colom empezaba a utilizar el bloqueo directo central para sumar o asistir a su bloqueador. Con una canasta de Francis Alonso sobre la bocina y dos tiros libres de Jonathan Barreiro y Javi Beirán, España ponía por primera vez el +20 (41-21 min 17). Mientras los rumanos seguían fallando desde los 6.75 (0 de 10) y su confianza caía en picado. El trabajo ya estaba hecho y el partido se rompía con una gran producción ofensiva (45-21).

Rumanía no es Israel y el principio del tercer cuarto no siguió el guion del sábado. España no necesitaba estar acertada desde el triple, porque el rebote ofensivo era muy poderoso, con Beirán haciendo daño en el poste bajo. Tyson Pérez aprovechaba los minutos de juego para aportar tanto en defensa como en ataque, cogiendo confianza de cara al aro. España quería correr, pero se sucedían los errores en ambos equipos. Con los rumanos en bonus desde los primeros minutos de cuarto, el marcador español ascendía poco a poco. Scariolo aprovechaba los minutos de juego para ir probando sistemas y meter en dinámica a los menos habituales. El tercer cuarto (58-33) fue el de menos producción ofensiva de los de Scariolo.

Los diez últimos minutos fueron más atractivos, con mayor acierto en el tiro e igual intensidad en defensa. Francis Alonso arriesgaba mientras que Víctor Arteaga y Rubén Guerrero dominaban la pintura. La producción ofensiva se repartía (hasta cinco jugadores pasaban de los 10 puntos). Con una canasta de Darío Brizuela se llegaba al +50 (91-41) en un festival anotador en el último cuarto que da el pasaporte para el EuroBasket 2022 que se jugará en Alemania, Italia, Georgia y República Checa. Un objetivo cumplido para un nuevo torneo continental, una cita a la que no falta desde 1959.

nota de prensa FEB