Victoria aplastante ante Zalguiris por 86 a 62 de un Barcelona que sigue de dulce

por José María Santiago publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

El Barcelona de Jasikevicius no entiende de resacas. Cuatro días después de conquistar la Copa del Rey en Madrid, el equipo azulgrana ha demostrado que este año va muy en serio. Victoria ante Zalguiris por 86 a 62 que permite a los locales continuar líderes de la Euroliga con un balance de dieciocho victorias y siete derrotas

Comienzo de partido eléctrico, donde las defensas brillaban por su ausencia y en el que el lanzamiento desde la línea 6,75 era el valor predominante. Cómo ejemplo sirva la primera canasta del partido a cargo del norteamericano Nigel Hayes para poner el 0-3 en el marcador. Triples de Higgins, Thomas Walkup y Mirotic fueron dando alternancias en el marcador, hasta que Jasikevicius molesto por la defensa de sus jugadores dio a entrada al argentino Leandro Bolmaro y el equipo elevó el nivel defensivo. Se pasaba el ecuador del primer cuarto con un 20-15 para los locales. El Barcelona conseguía sus primeras ventajas en el marcador y Jasikevicius parecía haber dado con la tecla.

El equipo lituano reaccionó y con un parcial de 0 a 5 (con otro triple encestado), igualó el marcador a 20 y Saras se vio obligado a pedir un tiempo muerto para arengar a los suyos.
Sirva este primer cuarto para certificar que Corey Higgins está a un nivel excelso. Dio un verdadero recital, anotando once puntos en los poco más de siete minutos y medio que estuvo en pista. Pero fue irse el MVP de la Copa del Rey y los azulgranas se atascaron en ataque. Una canasta de Brandon Davies sobre la bocina colocaba el 24-24 en el marcador que dejaba todo en el aire. Nos presentábamos a ver un partido a treinta minutos con todo por disputar.

Parcial de cinco a cero al inicio del segundo cuarto (con otro triple incluido de Kyle Kuric) por parte local que intentaba imponer su ritmo de juego y sobre todo su defensa. Hecho que lograba conseguir, ya que el equipo dirigido por Martin Schiller era incapaz de acabar dos ataques consecutivos, llegando al minuto diecisiete de partido con la máxima ventaja 39-30 para los de Saras.

Una de las grandes características de este Barcelona, es que te va cocinando a fuego lento. Su defensa te va asfixiando poco a poco y los de Kaunas lo vivieron en sus carnes. Su fantástico acierto exterior al principio del partido con un 4 de 5 desde la línea de tres, se quedó totalmente encallado ya que los lituanos erraron los siguientes cinco lanzamientos ejecutados. Con otra fantástica defensa azulgrana, terminaba el primer tiempo con una ventaja local de once puntos 48-37. Jasikevicius no tenía piedad de su exequipo y parecía tener todo bajo control. El hombre del partido hasta ese momento, Corey Higgins con diecisiete puntos en su haber.

El principio de tercer cuarto fue toda una declaración de intenciones. Primera posesión del Barcelona, triple anotado. Primera posesión de Zalguiris, agotan los veinticuatro segundos sin lanzar a canasta. Los azulgranas salieron dispuestos a sentenciar el partido y Schiller no tuvo más remedio que pedir tiempo muerto a los dos minutos de la reanudación, para intentar parar la sangría en el marcador 53-37.

El colapso visitante en ataque fue evidente. Su primera canasta en juego en este cuarto llegó cuando quedaban tan sólo dos minutos de tercer cuarto y sólo conseguía anotar desde la línea de tiro libre al entrar el Barcelona en bonus muy prematuramente. Los de Saras seguían con el rodillo y en el minuto veintisiete la ventaja era ya de veinticuatro puntos, 65-41. Acababa este tercer cuarto con un 71 a 47, que dejaba prácticamente todo decidido.

En este último cuarto Jasikevicius dio entrada a Sergi Martínez y a Artem Pustoyvi que no habían jugado hasta el momento, intentado dosificar esfuerzos. Hay que recordar que Leo Westermann era baja para este encuentro por el esguince de tobillo que se produjo en la final ante el Madrid. Los últimos diez minutos no tuvieron mucha más historia. Un intento de los de Kaunas por maquillar el resultado, pero que no consiguieron. El partido acabó cómo había empezado, con un triple, esta vez de Pierre Oriola. El resultado final, 86-63 lo resume todo.

Foto: Euroleague media