El acierto exterior decanta la copa Toyota del lado aurinegro (71-79)

por Roberto Anidos publicado en ACB Notas de Prensa ACB

El equipo clareriano mostró una gran defensiva pero el acierto exterior decantó el partido

Salva Maldonado dispuso de inicio el mismo quinteto con el que abrió el choque ante Valencia Basket en el Circuito Movistar. Hannah, Evans, Rabaseda, Pasecniks y Fischer partieron de salida en un Herbalife Gran Canaria que contó con las bajas de Nelson, Balvin y Eriksson.

Los primeros puntos del encuentro vinieron desde la pintura. Colton Iverson y Luke Fischer protagonizaron una bonita pelea en la zona, siendo referentes de sus equipos tanto en ataque como en defensa. Chris Evans fue el primero en abrir fuego desde más allá de 6,75, pero la igualdad sería la tónica predominante durante todo el primer acto. El marcador vio numerosas alternancias y también varios empates, pero los claretianos tomaron la delantera con varios puntos de Báez. Una canasta de los de Vidorreta antes del final dejó la diferencia en la mínima (18-17).

Ninguno de los dos equipos había gozado de acierto exterior, y era cuestión de tiempo que los triples hicieran acto de presencia en el desarrollo del partido. Lo hizo del lado lagunero. Ferrán Bassas clavó varios lanzamientos lejanos para liderar un parcial 0-8 (25-32, minuto 17) que hacía dueño y señor del encuentro a los tinerfeños. Sin embargo, el Herbalife Gran Canaria fue capaz de agarrarse al partido y de encontrar alternativas para anotar. Evans fue uno de los nombres propios de la primera mitad y su intensidad ayudó a recortar distancias antes del descanso (33-35).

El estadounidense siguió siendo el jugador más destacado en las filas amarillas tras la reanudación, con el permiso claro de Luke Fischer. El pívot americano, titular y gran referente en la pintura claretiana, mostró su mejor versión, anotando y reboteando con soltura. La escuadra de Maldonado llegó a obtener cinco puntos de ventaja (50-45, minuto 28) como máxima diferencia, pero al Iberostar Tenerife no le costó demasiado recuperar la diferencia e incluso el liderazgo en el marcador. Con un parcial de 0-8, los de Vidorreta se pusieron por delante y una canasta de Pasecniks apretaba el choque (52-53).

El partido había transcurrido con suma igualdad. Los laguneros, aupados en el tiro exterior, conseguían contrarrestar una muy buena versión defensiva del equipo local. Ese acierto, y pequeños despistes, provocaban que Maldonado pidiese tiempo muerto (57-63, minuto 33) con algo más de siete minutos por disputarse. El último cuarto dejó varias acciones espectaculares, sobre todo un mate de Evans a pase de Strawberry que desató la locura en la grada, pero el Iberostar Tenerife llevó la voz cantante y consiguió cerrar la victoria. La Copa Toyota 2018 se queda así en las vitrinas de los aurinegros, mientras que Herbalife Gran Canaria arrancará la competición en cuatro días ante el Barça Lassa.

Nota de prensa Herbalife Gran Canaria