Increíble remontada y a una victoria del título de Liga para el Real Madrid (81-80)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en ACB Crónica Final Liga Endesa Notas de Prensa ACB

Un triple de Carroll a 1,9 segundos del final da la vuelta a un partido que el Madrid perdía por ocho puntos a menos de dos minutos para el final

Se vaticinaba un partido diferente al primero y así fue, con un Barcelona herido que llevó al límite físico y mental al Real Madrid. Pero los blancos volvieron a responder con carácter, orgullo, mucho esfuerzo y un final épico, solo al alcance de este equipo. Después de ir todo el partido a remolque y sin buenas sensaciones, no dejó nunca de creer y con 8 abajo a falta de dos minutos y el encuentro muy cuesta arriba, obró una remontada memorable que culminó Carroll con un triple a 1,9 segundos de final y que hizo estallar de júbilo a un Palacio otra vez espectacular. El escolta norteamericano fue el gran protagonista con 25 puntos y 5 triples (24 de valoración). Tavares se quedó a un rebote del doble-doble (11 y 9). Los de Laso ponen el 2-0 en la final y se colocan a un triunfo del título de Liga. Tres oportunidades para ser campeón, la primera en 48 horas en el Palau.

El nivel de dureza fue máximo desde el salto inicial y las defensas marcaron un primer cuarto más de contacto físico que de juego. En esa batalla de poder a poder, el Barcelona estuvo más inspirado en ataque, con reparto de puntos entre sus jugadores, frente a un Real Madrid que dependía en exceso del rebote ofensivo (6) para sumar puntos ante su bajo porcentaje en el tiro (11-17, min. 10).

Ayón y Carroll tiran del Madrid
Los blancos, con Llull en la dirección, intentaron dar ritmo y velocidad al partido en el segundo cuarto, teniendo a Ayón como referente ofensivo (8 puntos). El problema era, sobre todo su 0/7 en triples. Mientras tanto, Heurtel y Oriola mantenían a los azulgranas por encima (19-27, min. 14). Esa sensación de ir a remolque se disipó en una de las rachas mágicas locales. Los dos primeros triples madridistas, obra de Carroll (8), y un ajuste defensivo desactivando poco a poco a Heurtel les llevaron a lograr un 10-0 a continuación para ponerse arriba por primera vez con el 29-27 en el 18´. Parcial neutralizado por el Barcelona en el tramo final del primer tiempo gracias a varias acciones de Claver (29-34, min. 20).

La realidad es que los de Laso no estaban nada cómodos con el desarrollo de un partido que por momentos parecía un ring de lucha libre, en parte propiciado también por la permisividad y la falta de criterio arbitral. Eso descentraba al Real Madrid, que sufría de nuevo con Heurtel, principal artífice de que su equipo alcanzara la máxima diferencia en el minuto 27 con el 41-53. A pesar de todo, el Real Madrid no dejó de luchar y de creer. Una nueva racha en el triple, con dos de Llull y otro de Rudy, les daban alas para afrontar el último cuarto (53-59, min. 30).

Final histórico
El Real Madrid salió en el cuarto decisivo decidido a cambiar el sino del partido. En tres minutos igualó el marcador a 62 con Llull y Carroll al frente. El Palacio vibraba. Pero el Barcelona no iba a dar su brazo a torcer, y tal y como había sido el guion del encuentro aplacó la embestida blanca con un 10-1.

Carroll lo hace posible
A pesar de verse 9 abajo a menos de dos minutos (65-74), los madridistas no desistieron y con mucho corazón y sobre todo, fe en la victoria hicieron lo que parecía imposible. Tres triples, dos de Randolph y uno de Llull, al mismo tiempo que se crecían en defensa les hicieron llegar a un 78-80 a 9 segundos tras un tiro libre fallado de Claver. En la última posesión, Rudy coge uno rebote ofensivo, Llull asiste a Carroll y este zafándose con un amago de su rival clava el triple ganador para el 81-80. El Palacio en pie. Victoria importantísima.

Nota de prensa Real Madrid • ACB Photo