Nikola Mirotic, 5 detalles sobre su salto de la NBA al Barcelona

por Xabier Sanmartin publicado en ACB Euroleague FICHAJES

Nikola Mirotic en Twitter (@threekola) usa este lema: “Levántate. Busca lo mejor. Todos los días” (“GET UP. GET BETTER. EVERYDAY”). Y en eso está, él y de paso, nuestra ACB. El fichaje de Nikola por el Barcelona supone una de las mejores noticias de los últimos años en nuestro baloncesto, tanto que arrasa como trending topic en Twitter. Hablemos de 5 detalles que quizá ayuden a contextualizar esta sorpresa de enorme efecto mediático

1. El factor Gasol
“Mi carrera y la de Pau Gasol están muy relacionadas, hemos coincidido muchas veces”, con esas palabras (no exactas pero casi) contestó Mirotic a los compañeros de Movistar durante una entrevista emitida hace meses en Generación NBA al hablar de la llegada del pívot catalán a los Milwaukee Bucks. ¿Fue una pista sin querer de que Pau ayudaría a construir su puente hacia el club culé, el mismo donde se crió la estrella de Sant Boi?

2. Pesic y el efecto Bodigora
Bodiroga, genio serbio, jugó primero en el Real Madrid (1996-1998) y luego en el Barça (2002-2005), coincidiendo en el Palau con Pesic para ganar juntos la Euroliga (ojo, con una plantilla muy buena, incluyendo a Fucka, Jasikevicius, Femmerling, Navarro). Ahora, Mirotic cerrará ese polémico salto deportivo blanco-blaugrana y con el mismo técnico como guía en el camino. ¿Repetirá éxito europeo esta nueva conexión balcánica?

3. NBA, mucho ego, mucha agresividad
De la talentosa generación actual que puebla la NBA casi lo único reprochable es la falta de educación reiterada de varios deportistas (las memeces de tirar agua a compañeros que hablan ante la prensa), los crecientes rifirrafes entre compañeros (Niko bien lo sabe) y la egolatría de muchas estrellas, emergentes y no, negándose a pasar bolas y/o diciendo cada uno de ellos que son “el mejor del mundo” aunque muchos no sean ni Top 10. ¿Acaso Jordan, Bird o Magic hacían eso?

4. Viajar menos, vivir más
Un jugador de la NBA que dispute los play offs puede acabar disputando 90 partidos entre octubre y mayo (o junio), a lo que hay que sumar los respectivos viajes. Quienes pasan por la liga universitaria NCAA se acostumbran a elllo, para el resto exige un gran esfuerzo. Mirotic sabe que Europa es pequeña en distancias pero grande en cultura. Aquí se vive mejor, y a sus 28 años parece obvio pensar que levantarse la mitad de las noches frente al Mediterráneo es más sano que pasarse media vida en los aeropuertos. ¿Vosotros que haríais?

5. Certidumbre, ser dueño de tu futuro 
Mirotic cambia un contrato millonario por otro. Es una estrella del baloncesto mundial y el mercado dice que merece ganar mucho dinero con su trabajo. A su nivel, se ha comprado la privilegiada opción de elegir entre varios tipos de contratos golosos. En la NBA, las franquicias marcan el ritmo en el baile del negocio y los jugadores deben resignarse o adaptarse a que el timón de su futuro tenga muchas manos, en ocasiones sin hueco para las suyas. Ante eso, Nikola Mirotic, tras jugar 5 años en la NBA, pasando por tres equipos, ha optado por frenar esa dinámica para retornar a la ACB como mejor jugador, en mejores condiciones y como parte de una plantilla donde están Heurtel, Higgins, Abrines, Davies y Hanga. ¿No os parecen buenos compañeros para compartir títulos y paella?

Collage kiaenzona.com