PUENTE AÉREO Nº 7: Ricky Rubio, doble erre de ACB, faro de Utah y tutor de Phoenix Suns

por Xabier Sanmartin publicado en NBA Opinión

Ricard Rubio Vives, Ricky Rubio, Tiene 28 años. Nacido en El Masnou (Barcelona) el 21 de octubre de 1990, es un mago. Luce barba de mesías, coleta pirata y tatuajes de convicto sin perder su mirada de niño. Es creyente, su fe es el baloncesto hecho fantasía. La nuestra también. En la ACB tocó el cielo y voló. En EEUU, creció en Minessotta (menos de lo previsto), dio dos pasos adelante en Utah y ahora ha sido contratado como tutor de los juveniles Phoenix Suns. Tiene 3 millones de seguidores en Twitter y talento a mares. Sea en la NBA o con la selección española, jugador de primera clase

Carrera: Joventut 2006-2009; Barcelona 2009-2011; Minnesota Timberwolves 2011-2017; Utah Jazz 2017-2019; y Phoenix Suns 2019-2020

1. Ricky, doble erre con Rudy en Badalona.
Quizá, solo quizá… pueda sonar exagerado pero no he visto una pareja exterior tan atrevida como la formada por Ricky Rubio y Rudy Fernández en el Joventut. Aquello era caviar, que diría el añorado Andrés Montes.Ricky y Rudy, la doble erre,eran rápidos,espectaculares, eficaces, descarados, carismáticos… ¡y de aquí! Ganaron la Copa del Rey de 2007/08. Y el tiempo les dio la razón al volar hacia Estados Unidos. Uno se quedó y crece pese a su falta de tiro, al otro la espalda le obligó a volver a España para jugar a otro ritmo. Tras dos cursos en el Barcelona, Rubio viajó a EEUU en 2011 y ahí sigue, a la espera de no perderse en el desierto de Arizona.

2. Seis temporadas de casi en Minnesota.
Una franquicia joven como los Timberwolves parecía buen lugar para el progreso de un naciente talento europeo como Ricky pero saltar el Atlántico es más fácil en avión que en el parqué. No tuvo suerte, el entrenador de ese equipo era Rick Adelman, el bigotudo técnico que amargó el sueño americano de Fernando Martín.

En sus seis años en Minnesota, los proyectos acabaron encallando una y otra vez. El genio de El Masnou no logró mejorar sus porcentajes de tiro en juego a reloj vivo (en tiros libres siempre ronda el 80%) y rondó los 10 puntos por día más los 8 pases como costumbre, datos buenos pero no los que él y todos deseábamos. Y con 27 años decidió trasladarse a otra ciudad.

3. Más tiros en Utah y menos pases
Al llegar a Utah, su rol cambió, Sus aspiraciones también. Tras promediar 8,5 asistencias por noche durante sus seis cursos en Minnesota, Ricky bajó a 5,3 a. en su primer año en los Jazz. Eso sí, ganó presencia ofensiva, pasando de 11,3 tiros por partido la temporada anterior a 14,2,, pasando de 8,7 puntos anotados por encuentro a 10,7 p, cifra que supone el récord de su carrera, dato igualado en su segundo y último campeonato en este club de alma mormona que, ojo, quizá en unos meses le eche de menos.

En esos dos años como faro para alumbrar el juego de los Jazz, el propio base catalán lo dijo varias veces…. creció y con él su equipo pero también admitió que en este 2019 le frustró no ir un punto más allá en los play-off, fotografía de un quiero y no puedo que marcó su billete fuera de Utah.

4. Buscando que se ponga el sol en Phoenix
Hoy, a unos meses de cumplir 30 años, tras llegar a los Phoenix Suns, cabe esperar que Ricky logre dar ese paso adelante personal y colectivo que haga bueno ese nombre, los Soles, y que esta nueva etapa dé más luz a su camino deportivo.

Este verano ha convertido a la NBA en un juego de dados lanzados a ciegas. Y el roster que tenga su nuevo equipo definirá su margen de ayudar a una franquicia que acabó 2009 como última en la Conferencia Oeste, con solo 19 triunfos y el peor diferencial ataque/defensa de la liga, con -9,3 puntos.

Medios como el diario Marca dicen que Ricky va a cobrar 51 millones de dólares por tres años, dinero que compra muchas cosas pero raro sería que diera para entrar en los play offs. Eso sí, jóvenes a su vera como Devin Booker (por fuera) y Deandre Ayton (por dentro) presentan mimbres para ilusionar. Ellos tienen en Ricky a un gran tutor, queda saber si se dejarán gobernar, si no, el camino de Mirotic hacia el Barcelona puede abrir una nueva tendencia aérea.

Por Xabier Sanmartín C., periodista y asesor en Comunicación 2.0 en la agencia http://www.amplitude.es/

Fotos: Instagram Ricky Rubio; Photo NBA Media