¿Qué récords pueden romper los Warriors?

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA Noticias

Golden State Warriors, el equipo entrenado por Steve Kerr y liderado sobre la pista por Steph Curry y Kevin Durant está escribiendo una de las historias más legendarias de la NBA. El equipo de la bahía no para de batir récords que parecían inalcanzables para cualquier equipo y parece que, más que jugar contra otras franquicias, se enfrentan contra la historia del baloncesto

El arsenal ofensivo del equipo y su acumulación de talento hace que no sea descabellado pensar que los californianos puedan batir varios de los récords que ellos mismos ostentan. El agotamiento mental, la pérdida de ambición y la lucha de egos son los únicos peligros que aparecen en el horizonte de este equipo con mimbres suficientes como para dominar la NBA durante otro lustro.

Los amantes de las apuestas tienen la oportunidad de aprovechar el código promocional caliente  gracias a un equipo que no para de sorprender y reescribir la historia del baloncesto. Aquí van algunos de los récords que están al alcance de este equipo de ensueño.

El ratio ofensivo de los equipos mide el número de puntos que estos anotan por cada 100 posesiones. Los propios Warriors establecieron hace dos temporadas la mejor marca para esta estadística: 115,6 puntos. ¿Mejorarán su propio ratio ofensivo?

Steph Curry, un seguro desde el tiro libre, podría convertirse en el jugador con mejor porcentaje de la historia desde la línea de la personal si termina la temporada con un asequible, para él, 91,4% de acierto.

La importancia de Draymond Green es indiscutible en los Warriors. Las 22 veces que el ala-pívot de Michigan ha logrado un triple doble, el equipo californiano ha conseguido el triunfo. La mejor racha de triples dobles que se traducen en victorias del equipo del jugador que lo logra la ostenta “Magic” Johnson, que lo consiguió en 24 ocasiones.

El año pasado los Rockets establecieron el récord de triples anotados en una campaña en 1.256. La buena circulación de Golden State y la sobrada capacidad de los hombres de Kerr para anotar desde el perímetro los sitúa como candidatos más que razonables para batir esta marca tan reciente. En los play-off por el título de 2016 ellos mismos lograron el tope de triples convertidos, 306 triples, marca intentarán volver a batir.

Estamos expectantes por ver si alguno de los miembros del tridente ofensivo de los Warriors supera los 63 puntos logrados por Michael Jordan que suponen el tope de anotación en un partido de play-off.

Otro récord que permanece a la espera es el de lograr un pleno de victorias en las eliminatorias ahora que cada ronda se juega al mejor de 7 partidos. La mejor marca la tienen los propios Warriors con un 16-1 en play-off.

Quizás el récord que les resulte más difícil de batir sea el de número de victorias en temporada regular, marca que ellos mismos situaron hace dos años en 73 triunfos. Parece difícil que un equipo que ya ha ganado tanto, y que sabe que la temporada se decide en los partidos del playoff, mantenga el hambre de victoria suficiente y tenga la constancia como para mejorar su propio récord.

En la camapaña 71/72 los Lakers consiguieron enlazar 33 victorias seguidas. Un año sobresaliente de los Warriors podría batir este récord que va camino de cumplir los 50 años.