Biriukov: “La Selección de la URSS del 84 podría haber ganado el Oro en la Olimpiada de Los Ángeles”

por José María Santiago publicado en ENTREVISTAS

Tengo el orgullo y el placer de entrevistar a Chechu Biriukov. Historia viva del baloncesto español. Con un lanzamiento exterior letal, Chechu fue 57 veces internacional por España. Destacan en su palmarés una Euroliga, cuatro Ligas ACB y dos Recopas de Europa. Regenta actualmente el restaurante Biriukov Bistró en Madrid. Antes de comenzar, quisiera agradecer a Chechu su predisposición y cercanía para la realización de la entrevista

Chechu, la primera pregunta que te quiero hacer es cómo te encuentras y si está afectando mucho la pandemia en tú restaurante, en Biriukov Bistró.
“Me encuentro bien gracias a Dios, tengo salud, me encuentro bien y mi familia también. Respecto al restaurante, la hostelería en España está sufriendo muchísimo, la situación es dramática. La vacuna va a tardar como tres o cuatro meses para que la tenga parte de la población de este país, con lo cual, habrá que hacer algo más para ayudar, sobre todo a la hostelería y restauración.”

Comencemos por tu infancia. ¿Desde pequeño tuviste siempre claro que querías ser jugador de baloncesto?
“Fue un poco por casualidad, porque realmente lo que me gustaba mucho era el Hockey sobre Hielo. Me encontró un entrenador, que me enseñó la base del baloncesto, el espíritu deportivo por decirlo así y con él empecé a jugar. Me metí en este mundo y ya no tuve tiempo para salir.”

¿Dónde fueron tus inicios y a qué edad tomaste contacto con el baloncesto?
“Comencé a jugar a los diez años en la escuela Trinta, una escuela bastante conocida de Moscú y en Rusia. Han salido muchos jugadores y jugadoras de allí, que han jugado en la selección, en el CSKA, en el Khimki. Por ejemplo, el jugador que ahora suena más es Alekséi Shved, que ha salido también de esta escuela.”

¿Fue para ti un gran cambio el pasar del baloncesto amateur al baloncesto profesional y de alta competición?
“Generalmente cuando vas subiendo categorías, el juego cambia, es mucho más duro, más avanzado por decir así. Como creces tú como jugador y como persona, también crece el baloncesto, No es lo mismo el juego con quince años, que con dieciocho. Tampoco es lo mismo de dieciocho a veintiuno que también hay mucha diferencia.”

¿Qué jugador de baloncesto te marcó en la infancia?
“Básicamente yo empecé en la Unión Soviética, con lo que mis jugadores de referencia fueron los jugadores de la Selección Soviética de aquel momento.”

¿Te ves reflejado actualmente en algún jugador o me puedes decir un jugador que te guste?
“Quizás me veo reflejado en Sergi Llull. Navarro me gustaba muchísimo. Era un jugador decisivo en el Barcelona y en la Selección.”

¿Fue un cambio muy grande salir de la URSS y llegar a España a todos los niveles?
“Sí, ha sido un cambio muy grande a todos los niveles. Dos países muy distintos, la Unión Soviética y España. Hay que acostumbrarse a otras costumbres, otro idioma… El cambio es brutal, sobre todo cuando tienes veinte años. Cuesta mucho, créeme.”

¿Tienes la sensación qué en el baloncesto actual los jugadores viven en su burbuja, cuando, en cambio, vosotros eráis mucho más cercanos?
“No puedo comparar. Yo sólo puedo contestarte de mi época que viví como jugador. No he vivido la época actual, con lo que no puedo saber cómo viven ellos. Es difícil de contestar”.

¿Qué diferencia crees que hay entre el baloncesto cuando tú jugabas y el baloncesto actual?
“El tema físico ahora mismo es fundamental. Un jugador de baloncesto tiene que ser un atleta y tener una condición física muy buena. Hoy en día, casi todos los jugadores actuales son grandes atletas.”

Sin el boicot ¿Crees que aquella Selección de la URSS del 84, le podría haber plantado cara o ganado a la Selección de USA en las Olimpiadas de los Ángeles?
“Aquella Selección era muy buena. Siempre he apostado que esa Selección podría haber ganado las Olimpiadas del 84. Habría sido difícil porque la Selección Norteamericana era muy buena, pero la Soviética era magnífica. El único plus que tenía la Selección Americana era que jugaba en Los Ángeles. Esto les podría haber ayudado a ellos para ganar, pero siempre nos quedará la duda. Si recuerdas en el Preolímpico de Paris justo antes de la Olimpiada, la Selección Soviética arrasó a todo el mundo. La Selección que perdió por menos puntos fue la Selección Española y fue por veinticinco puntos.”

¿Cómo definirías tus once temporadas en el Real Madrid?
“Yo creo que es un poco presuntuoso que lo haga yo. creo que lo tienen que definir otras personas. Definirme a mí mismo, me parece un poquito, pecado de vanidad. La recuerdo como una época feliz, jugaba al baloncesto, hacía lo que me gustaba… aunque también habría presión, muchos problemas, un equipo grande siempre exige psicológica y físicamente”.

Coincidió también con el boom del baloncesto. En aquella época el baloncesto le miraba cara a cara al fútbol.
“El fútbol estaba pasando por un momento crítico. Después del Mundial del 82, con el mal resultado de la Selección Española, el ánimo por el fútbol había decaído. El baloncesto era un deporte en auge, la Selección de baloncesto estaba en su mejor momento con la medalla de plata en Los Ángeles.”

Me gustaría que me dijeras, si es posible, aquel entrenador o jugador que ganara en las distancias cortas por su manera de ser o del que más hayas aprendido tanto dentro como fuera de la cancha.
“Siempre he comentado que George Karl ha sido uno de los mejores entrenadores que he tenido en mi vida. Gracias a Dios, en mi carrera deportiva, he tenido grandes entrenadores, pero yo destacaría a George Karl y Lolo Sainz. Fueron los que me marcaron, sobre todo Lolo Sainz porque me dio la oportunidad y tuvo la valentía de ponerme a jugar en el Real Madrid. El fichaje de Lolo Sainz por la Penya fue uno de los grandes fichajes de su historia. George Karl era un entrenador que tenía grandes conocimientos del baloncesto.”

¿Qué jugador o jugadores con los que compartiste vestuario o te enfrentaras a ellos, que pensarás ¿“menudo dolor de muelas, a ver como lo paro esta noche”?
“Siempre me costó defender a un jugador más alto que yo, sobre todo cuando había una diferencia de diez o doce centímetros”

¿Y algún partido en que vieras el aro como una piscina y le tengas especial cariño?
Le guardo especial cariño al partido que jugué con la Selección Soviética Junior, cuando jugamos con la Selección Yugoslava de Petrovic y compañía. Metí casi cuarenta puntos y ganamos el Campeonato”.

Participaste en las Olimpiadas de Seúl y Barcelona. ¿En Barcelona fue una sensación agridulce? ¿Dulce por ser en casa, pero agría por el resultado?
“Con franqueza, no teníamos buena Selección. Nos faltaban sobre todo los pívots, Antonio Martin, Fernando Romay, Ferran Martínez… Éramos conscientes qué ante eso, era muy difícil hacer un buen papel”.

Chechu, ¿tú que lo viviste en primera persona, la movida madrileña en verdad fue para tanto?
“(Risas) La movida, sí, era para tanto”.

¿Sigues teniendo contacto con alguno de tus excompañeros?
“Sí, tenemos una asociación de veteranos del Real Madrid. Muchos de ellos vienen al restaurante. Tenemos mucha relación con los excompañeros, no sólo de mi época, también de la época anterior a mí. La asociación funciona muy bien, nos ayuda si es necesario, jugamos partidos contra otros veteranos…”

¿Y con algún excompañero de la URSS?
Sí, tenemos un chat que se llama Seúl 88. Es un chat bastante activo, incluso a veces, demasiado.”

¿Se prepara al deportista de élite para cuando le llega el día de su retirada?
“Yo creo que no. Aquí cada uno se busca la vida un poquito.”

Para terminar, como seguidor del programa de Youtube Colgados del Aro, surgió la duda de cómo se pronunciaba el apellido del jugador Vladimir Tkachenko, si Tachenko o Kachenka.

“Su pronunciación correcta es con Tk al principio, se dice Tkachenko”

Foto: Jot Down