Comunicado de prensa de Javier López Muñoz sobre su salida del Río Breogán

Elevamos a público el comunicado de prensa del hasta ahora entrenador del Río Breogán, Javier López Muñoz. Esta son sus palabras…

En Lugo, a 28 de Junio de 2.023

Estimados/as Breoganistas:

Me veo obligado a venir hoy aquí y a dirigirme a todos aquellos que ondean la bandera del Club de nuestra ciudad en cada uno de los pabellones en los que juega el equipo, sea en dónde sea, que creen en la fidelidad a un sentimiento y sobre todo, que creen en los valores de un Club histórico; para poner en conocimiento público y de todos y todas las breoganistas, de que se ha producido un escándalo bochornoso, un escándalo del que he sido víctima en primera persona, un escándalo sin precedentes en los 57 años de historia de este Club.

Hasta ayer mismo a las 10 de la mañana, hasta el último día, he intentado personalmente evitar estar hoy aquí y resolver la situación con el Club de una forma amistosa, lo he intentado todo, pero no hemos recibido ningún tipo de respuesta por su parte. Además, me veo obligado de salir al paso de algunas informaciones que se han filtrado interesadamente.

Quiero dejar claro, que nunca he querido ni desestabilizar al equipo, ni perjudicar al Club, ni actuar de forma deshonesta, de hecho, hemos esperado hasta una vez finalizada la temporada deportiva para informar a todos y a todas las breoganistas, de los graves hechos que se han cometido contra mi persona. Y ello, porque soy consciente de que, si lo hubiese hecho antes, a buen seguro que esta información influiría en el ánimo de jugadores, cuerpo técnico y aficionados, con el consiguiente perjuicio que ello provocaría en la temporada deportiva que acaba de finalizar.

Ha ocurrido lo que nunca pensé que me ocurriría en el Club de mi vida, el que me vio nacer y por el que he luchado durante más de 11 años como entrenador y es que se han interceptado unas conversaciones privadas que he mantenido por la aplicación Whatsapp con mi representante.

En estas conversaciones, que han llegado a manos de miembros del Club, mi agente y yo hablamos no sólo de estrategias profesionales y condiciones de contratación con el Club o incluso de cuestiones tácticas, sino también de cuestiones estrictamente personales y de mi esfera privada.

Recientemente, hemos podido conocer cómo en fecha 19 de Mayo del año pasado, el Director General del Club, después de haberse accedido antijurídicamente al contenido de las conversaciones, transmite, revela y divulga su contenido a los miembros del Consejo de Administración del Club, aprovechando para trasladar una importante pérdida de confianza en el ejercicio de mis funciones como entrenador ayudante e influir en la percepción que hasta la fecha se tenía de mi trabajo.

A pesar de la extrema gravedad de haberse interceptado comunicaciones de terceros ajenos a una conversación; a pesar de tener conocimiento de una conversación a cuyo contenido se había accedido ilícita y antijurídicamente; a pesar de que el acceso a la conversación se produjo sin ningún tipo de consentimiento ni por mi parte, ni por parte de mi representante; y a pesar, de la advertencia de las posibles consecuencias (incluso penales) que podría acarrear para los asistentes el conocimiento antijurídico de lo allí comunicado, advertencia que únicamente realizó el Sr. Caneda (Presidente del Club y jurista de reconocido prestigio); a pesar de todo ello, los restantes miembros del Consejo de Administración, hicieron caso omiso y no adoptaron ningún tipo de medida frente al autor o autores de la interceptación ilícita de los mensajes o de quién o quiénes los habían revelado.

Pues bien, es a partir de ese momento cuando se genera un ambiente hostil en el ejercicio de mi trabajo y es cuando mi gran valedor, mi compañero y mi amigo D. Veljko Mrsic, sale en mi defensa.

Gracias a él, estuve esta temporada en el Club y aprovecho para agradecerle su enorme confianza, pero en ese momento ni las condiciones laborales que me ofrecía el Club eran las mismas sino mucho más desfavorables e incluso inferiores a las establecidas por el Convenio Colectivo, ni la confianza en mi labor profesional era la misma, ya que se habían encargado de deteriorarla por completo, (fruto todo ello de la interceptación y revelación de la conversación de Whatsapp).

De hecho, resulta notorio y por todos conocido, que este año y por causas ajenas a mi voluntad, no fui yo quién realizaba las traducciones de jugadores en ruedas de prensa, desaparecí de la mayor parte de actos públicos del Club e incluso no llegué a ser convocado por el Club para la asistencia a las reuniones técnicas programadas por la ACB, entre muchas otras actuaciones.

Pero esto no es todo, por mi parte, en los últimos meses, he intentado por activa y por pasiva no tener que llegar a estar sentado hoy aquí, evitando cualquier daño al Club.

Por ello, el 31 de Enero de este año, llegamos a un acuerdo con el Club. Prueba de ello es que la conformidad al acuerdo se trasladó por correo electrónico a mi abogado, pero, súbita y sorpresivamente, en el momento de la firma del documento y estando citado mi representante en el desplazamiento realizado por el equipo a Fuenlabrada, los miembros del Club desplazados allí, se negaron injustificadamente a su firma, incumpliendo totalmente lo acordado, sin ningún tipo de motivo ni justificación.

Por si fuese insuficiente, el día 17 de Mayo de 2.023 (día de mi cumpleaños por cierto), a las 20:53 horas de la noche, recibo un correo electrónico enviado por el Club por el que se comunica la extinción de mi contrato de trabajo. Desde entonces, ni me han llamado y ni tan siquiera me han trasladado una mínima explicación por parte de quién ha tomado semejante decisión.

Es por ello, que tanto yo como mis allegados asistimos con un tremendo asombro e incredulidad a todas las actuaciones que el Club ha llevado a cabo frente a mi persona en los últimos meses, a veces por convicciones injustificadas de los miembros del Consejo de Administración y otras veces por la injerencia de personas ajenas al Consejo pero que en la práctica ostentan la dirección y el control de la entidad en el ámbito económico y deportivo.

Todo ello ha desembocado en lo que nunca he querido, pero lo cierto es que no me han dejado más remedio que iniciar las acciones legales oportunas para restituir mi honor, mi intimidad personal y mi imagen.

Con ello, buscaré no sólo la justicia sino la verdad, pero ante todo, que los causantes de este penoso escándalo paguen por los hechos cometidos y asuman, de una vez por todas, las responsabilidades inherentes a su cargo. Sólo de este modo, se reparará el escándalo grotesco en que han derivado sus actuaciones. Se podrán perder los partidos, pero nunca los valores que han sido el buque insignia de este Club desde su constitución.

Ya para finalizar, me gustaría mencionar que incluso se me ha acusado de chantajear al Club y por ello quiero dejar claro que nada más lejos de la realidad, yo y sólo yo he sido la víctima, es a mí a quién le han interceptado una conversación privada con su representante, es a mí a quién le han impuesto unas condiciones laborales mucho más desfavorables como consecuencia de ello, es a mí a quién le han generado un ambiente hostil en esta última temporada y es a mí a quién, en definitiva, se le ha menoscabado gravemente su figura.

Prueba de ello, es que este comunicado sirve de denuncia pública y a la vez de despedida obligada.

Y es que desde mi llegada, me habéis hecho sentir como uno de los vuestros, como un breoganista más. Sabéis que siempre he dejado absolutamente todo lo que tengo en la pista por este escudo, por esta ciudad, por mis compañeros y por vosotros.

No es fácil dejar mi tierra, mis raíces y las de mi familia. Lugo es y será siempre nuestra casa.

No quiero despedirme sin dar las gracias a mi familia, a mi mujer Arantxa, a mi hijo Javi (quienes me animan todos los días y pase lo que pase están conmigo de modo incondicional), a Veljko Mrsic, al resto del cuerpo técnico, a mi abogado Adrián Núñez, a los jugadores, a los miembros del Club, a mis amigos y por supuesto a vosotros, afición. Seguid apretando, apoyando y haciendo del Pazo un reducto indestructible. Ha sido un gran placer y un honor defender este escudo y esta camiseta.

Y como reza nuestro himno, “aquí seguimos en pé, seguiremos unidos, o fiel sentimento levámolo dentro”. Me voy, “co celeste no peito levando o escudo polo mundo enteiro”.

Total
0
Shares
Deja una respuesta
Artículo Anterior

El Barcelona posa su interés en Joel Parra

Siguiente Artículo

El Real Madrid anuncia la renovación de Gabriel Deck

Artículos Relacionados

Marce 2026

La Laguna Tenerife y Marcelinho Huertas han llegado a un acuerdo para renovar su vinculación dos temporadas más,…
Artículos Relacionados

Marce 2026

La Laguna Tenerife y Marcelinho Huertas han llegado a un acuerdo para renovar su vinculación dos temporadas más,…