Devon Dotson, el próximo gran base de la ACB (si se queda)

Devon Dotson rindió a gran nivel en el Obra (acb Photo / A. Baúlde)
Devon Dotson rindió a gran nivel en el Obra (acb Photo / A. Baúlde)

El base de Illinois lideró a Monbus Obradoiro en la lucha por la salvación

Cuando las cosas iban bien el domingo, uno de los comentarios mayoritarios en el Fontes do Sar eran sobre que sería genial poder contar con Devon Dotson la temporada que viene, pero que iba a ser complicado porque seguro que tendría muchas ofertas. Cuando Granada remontó, los dimes y diretes versaban sobre que hubiera pasado si el ex Jayhawk de Kansas hubiera llegado antes a Santiago. Uno más de los “y si” del mundo del deporte es que de haber sido así, el Obra seguiría en ACB.

Con tan solo 24 años, Dotson ha jugado como si fuera un veterano, tanto en la competición como en el equipo. Tras unos breves tres partidos de adaptación, en los que ya dejó muy buenas sensaciones, Devon tomó los mandos del equipo sin ningún complejo y dejó su primera gran actuación en la derrota contra BAXI Manresa con 18 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 21 de valoración en 24:33 minutos.

En la jornada número 30 ya fue importante para la victoria contra Surne Bilbao Basket. Aunque su valoración no fue destacada por sus pérdidas y sus fallos en el tiro, sus 13 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 2 robos ayudaron mucho a dar esperanzas a los seguidores obradoiristas. De Bilbao tocaba viajar a Madrid y, aunque Dotson realizó declaraciones sobre sus ganas de enfrentarse a Campazzo y a los mejores jugadores, jugar contra todo un Real Madrid le llegó demasiado pronto y realizó su peor partido.

Devon Dotson enfrentándose a Facundo Campazzo (acb Photo / P. Castillo)
Devon Dotson enfrentándose a Facundo Campazzo (acb Photo / P. Castillo)

Solo fue un pequeño bache antes de su gran traca final, que a punto estuvo de convertirlo en el héroe de la permanencia del Obra. Artem Pustovyi se llevó el MVP del mes de mayo gracias a las tres victorias y sus 22’3 créditos. En esos mismos tres triunfos, Devon Dotson contribuyó con 20’3 créditos de media, gracias a sus 20’3 puntos, con un 52% en tiros de dos y un 52’4€ en triples, 4’3 rebotes, 2’3 asistencias y 1’3 robos. Son números de estrella.

Teniendo 24 años y siendo su primera experiencia fuera de Estados Unidos en un contexto de máxima exigencia, está claro que Devon Dotson apunta a estrella ACB o de cualquier otra competición europea en el caso de que decida quedarse a este lado del charco. Y también hay que añadir que su adaptación al club fue modélica en este tiempo, siendo un jugador implicado, disciplinado y ejemplar en su tiempo en Santiago.

¿Qué tipo de jugador se lleva quién fiche a Devon Dotson?

En este breve paso por Santiago, el jugón de Chicago ha mostrado gran parte de las virtudes que lo hicieron triunfar en Kansas y en la G League. Lo que más destaca a la vista es su capacidad de generar sus propios puntos. Devon Dotson es un anotador muy completo y de múltiples recursos. Tiene una gran capacidad de penetración, gracias a la mezcla de una rapidez excepcional a nivel europeo, buen físico, destacado bote de balón, capacidad de absorber los contactos, mantenerse en el aire y de finalizar con ambos manos. Y si le cierran la entrada hasta el aro, domina el recurso de parar y tirar a tres/cuatro metros tras bote.

Devon Dotson consigue la canasta absorbiendo el contacto contra su defensor (acb Photo / A. Baúlde)
Devon Dotson consigue la canasta absorbiendo el contacto contra su defensor (acb Photo / A. Baúlde)

En el tiro de tres es un jugador en progresión y que en este período en la Liga Endesa ha destacado con un gran 39’5% que lo hubiera situado en la posición veinte de haber jugado el mínimo de partidos. En la victoria contra Zunder Palencia fue decisivo su gran 6 de 9 en triples. En NCAA tuvo un primer año con 36’3%, bajando en su segundo curso al 30’9%. En sus dos primeras temporadas en la G League aún empeoró esos porcentajes con 27’3% y 24’5% respectivamente, pero en las dos siguientes lo subió a unos muy buenos 39’2% y 38’2%, por lo que, tras lo visto en estas nueve jornadas en ACB, está claro que está en camino de convertirse en un tirador de alto nivel, si es que ya no lo es.

Con todos estos recursos a la hora de anotar, hay que destacar también que Devon Dotson es un jugador al que no le tiembla el pulso y que busca el balón en los momentos decisivos de los partidos.

Devon Dotson está lejos de ser solo un anotador a pesar de que sus medias en dobles dígitos en todas las competiciones que ha jugado, excepto la NBA, destacando sus 21’04 en la 21/22 en G League y sus 18’13 en su segundo curso universitario, sean lo que más llame la atención. El debutante con Monbus Obradoiro siempre ha aportado un buen número de rebotes para ser un base, con una media de 3’85 en NCAA y de 4’45 en G League.

Y hay que destacar que Dotson es un gran defensor. Evidentemente tiene limitaciones a la hora de defender jugadores más altos, aunque en estas jornadas ha funcionado bien en los cambios defensivos ordenados por Moncho Fernández, pero es un jugador que se lo pone difícil a los bases rivales gracias a su rapidez, físico y buena lateralidad, y un destacado “ladrón”. Su promedio de 1’4 en estas nueve jornadas lo hubiera situado en quinta posición en esta clasificación, confirmando sus medias de 1’7 en NCAA y 1’6 en G League. Otra vez su rapidez es clave en este apartado, así como su buena atención y su intuición a la hora de atacar las líneas de pase.

Dotson le ganó el duelo a Montero (acb Photo / A. Baúlde)
Dotson le ganó el duelo a Montero (acb Photo / A. Baúlde)

Para que luego no digan que solo hablo de virtudes o que trabajo para su agente, hay que hablar, como siempre hago, de sus debilidades. Solo habría 23 jugadores con mayor media que sus 1’8 balones perdidos en ACB y en G League y NCAA ha tenido promedios peores con 2’1 y 2’3 respectivamente. Y su número de asistencias no destaca entre los bases, siendo un jugador más anotador que director. Aunque hay que decir que en su estancia en Obradoiro, más allá de los números, en ningún partido asumió más tiros de los debidos y su USG% fue de 25’7%, por debajo del 27’2 de Jordan Howard y del 26’7 de Eric Washington en sus cinco partidos. Y en todo momento pareció ejecutar el plan de partido que Moncho Fernández le marcaba.

Total
0
Shares
Deja una respuesta
Artículo Anterior

Epi dirigirá al Leyma Coruña en su debut en ACB

Siguiente Artículo

Andrés Feliz extiende su contrato con el Joventut, que le eleva la cláusula de salida

Artículos Relacionados
Artículos Relacionados