El Madrid tuvo un triple para forzar la prórroga en Moscú (82-78)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

Los blancos llegaron con opciones a los segundos finales pero Carroll, con posible falta del defensor, no acertó con el tiro

Fue un partido de tú a tú, como cabía esperar, con final polémico. Con multitud de intercambios en el marcador, el Real Madrid se quedó sin el triunfo en los instantes finales en una acción de Carroll desde el 6,75 que no tocó aro y con posible falta sobre el norteamericano. Los blancos se sobrepusieron a la dificultad en el rebote durante todo el encuentro y a un De Colo que dominó el partido con 21 puntos. Randolph, con 20 puntos y 19 de valoración, fue el mejor de los madridista, que se despiden de la Euroliga hasta dentro de dos semanas.

Los rusos sacaron toda la artillería de inicio para un 7-0 de parcial que puso contra las cuerdas a los blancos. Pero no se amilanó el Real Madrid, que capeó el temporal con Campazzo y Causeur intercambiándose los mandos de la nave. Incisivo el francés tanto en ataque (7 puntos) como en defensa sobre De Colo, que aún así lideraba la puntuación moscovita. Sin despegarse, los locales vieron como el Real Madrid, con cinco puntos de Tavares hasta su segunda falta, daba la vuelta al marcador con dos triples de Causeur y Randolph. De Colo dejaba el 22-20 de los primeros diez minutos.

Reacción visitante
Los blancos estaban perdiendo la batalla del rebote pero con un Ayón estelar maniataban al ataque moscovita, al que dejaron en 12 puntos. A pesar de todo, los madridistas no veían claridad en el apartado ofensivo, a excepción de Carroll (6 puntos). Prepelic suplió a Campazzo y fue cogiéndole el tono al partido para liderar a los suyos con ocho puntos (2 triples consecutivos) y dejar con ventaja al Madrid sobre el parqué (34-40).

Otro inicio discutible de los blancos les hizo perder parte del botín del segundo cuarto, con De Colo, una vez más, tirando del carro ruso. Pero cuando los problemas acechaban a los de Laso salía Randolph al rescate (siete seguidos para el 47-52). En otro arreón, los locales sacaron la cuarta falta a Tavares y voltearon el marcador del Megasport Arena. Buenos cortes de Taylor a pase de Ayón para no dejar marchar a los moscovitas; Prepelic, desde el tiro libre, puso el 64-61 a falta de diez minutos.

Castigo en el rebote
El esloveno comenzó el último parcial repartiendo asistencias (3) a Ayón y Rudy, que con una canasta desde más allá del 6,75 volvía a poner por delante a los visitantes (66-68). Se encendieron las alarmas en el CSKA pero rápidamente las apagaron con siete puntos consecutivos de Higgins. El Real Madrid sufría, y mucho, para atrapar rebotes ofensivos. Laso buscó el antídoto en Tavares cuando el marcador reflejaba un 77-70 a falta de 3:09.

Polémico final
Tuvo que volver a ser Randolph el que tirase del carro blanco, vital con cuatro puntos, un tapón y un robo. Un ataque rápido de Campazzo y Ayón les acercó a uno a falta de medio minuto; Hackett, desde el tiro libre, estiró a +3 (81-78) la diferencia. El Madrid dispuso el ataque final para llevar el encuentro a la prórroga. Carroll se jugó un triple con el defensor encima que pareció tocar el brazo del norteamericano. Los árbitros no señalaron falta y la victoria cayó del lado local (82-78).

Estadísticas

Nota de prensa Real Madrid • foto: EuroLeague Media