La Selección Española no tembló ante un Tbilisi Arena que comenzó empujando y mucho a su Georgia. Con el paso de los minutos, el conjunto nacional fue apagando los ánimos de la afición rival gracias a un gran juego colectivo. Mañana, tercer reto del Eurobasket ante Bélgica (16:15, Cuatro)

ESTADÍSTICAS

España ha resuelto con solidez uno de los retos más difíciles de esta fase de grupos del Eurobasket al imponerse a la anfitriona por 64-90 en un choque en el que la fuerza del grupo ha sido la gran protagonista. Los buenos minutos en ataque de los Hernagómez, Pradilla, Parra, López-Arostegui o Alberto Díaz, la agresividad defensiva, la buena actuación de Rudy Fernández en su partido 240 con España o la superioridad reboteadora ante una potencia interior como Georgia son algunos de los factores que han marcado el segundo triunfo de La Familia en el Eurobasket.

Willy Hernangómez inauguró un marcador en el que reinó la igualdad durante los primeros compases (6-6). El pívot madrileño comenzó siendo el referente anotador de la Selección, pero poco a poco se fueron sumando a la causa otros como Juancho y Jaime Fernández. Con un triple de un Rudy de leyenda, España completó un parcial de 3-9 con el que tomó su primera ventaja (9-15). Georgia reaccionó por medio de un potente Gio Shermadini al poste (16-15) pero con el acierto exterior de Alberto Díaz, el primer cuarto se zanjó con un 16-18 favorable.

El segundo asalto empezó con intercambio de canastas (21-22) y prosiguió con la buena aportación de Jaime Pradilla, que anotó 7 puntos que sirvieron para sostener la ventaja (25-29). Las canastas de Xabi López-Arostegui y de Brizuela pusieron el 27-34 y pese que Georgia se animó al filo del descanso (31-34), España tuvo un buen final de cuarto con un 0-6 que ponía el +9 (31-40).

Tras el paso por los vestuarios, la conexión de los hermanos Hernangómez completó dos magníficas acciones que pusieron el 31-44. Un inicio de periodo en el que se vislumbró la predisposición del equipo a llevarse el choque. Con un buen trabajo defensivo, se siguió ampliando la distancia (34-48) y aunque Georgia mejoró su acierto exterior (37-48), España aguantó el buen momento rival con los triples de Juancho y Lorenzo Brown (45-54).

A partir de ahí el conjunto nacional dio un paso más y con los tantos de Pradilla y Parra y otro triple de Rudy se consiguió un 0-10 con el que la diferencia se encaminó a la veintena (45-64). Una bandeja impresionante de Rudy, dos libres de Parra y un triple de Pradilla zanjaron el tercer cuarto en el 47-71.

En los últimos díez minutos de juego, Parra siguió tomando las riendas en ataque con 7 puntos en el cuarto y con la colaboración de Brizuela, Jaime y Sebas Saíz, el choque se cerró con un contundente 64-90 con el que la Selección sigue acumulando buenas sensaciones de cara a sus próximos retos, el más cercano, el choque de mañana ante Bélgica (16:15, Cuatro).