-Una gran primera parte ofensiva de Monbus Obradoiro fue clave para una gran victoria. Gran Canaria peleó hasta el final con la calidad de sus estrellas pero los de Moncho Fernández aguantaron bien las embestidas finales desatando la alegría en el Fontes do Sar.

Huracán ofensivo de Monbus Obradoiro para iniciar el partido (32-19)

Monbus Obradoiro salió al partido consciente de la importancia de una victoria para la permanencia y abrió el marcador con sendos triples de Hobbs y Robertson. Birutis también se sumaba con su primera canasta pero delante había un gran equipo como Gran Canaria, con estrellas como AJ Slaughter, que respondía con otros dos triples. Una canasta de Thomas Scrubb y un triple de Suárez confirmaba el buen inicio coral de los santiagueses, para dar paso después a unos minutos de dominio de Birutis en la zona ofensiva. Con el primer descanso del gigante lituano, era Thomas Scrubb quien asumía el protagonismo para poner el 21 a 12 en tan solo cinco minutos de juego, firmando un comienzo anotador local espectacular. El tiempo muerto de Fisac no conseguía cambiar la dinámica y el zurdo de los Scrubb sumaba cuatro puntos más para ampliar la ventaja a trece. Ellenson se sumaba a la fiesta, mientras AJ Slaughter batallaba casi en solitario para impedir la rotura del partido. Robertson cogía galones y el primer acto se cerraba con 32 a 19 para los de Moncho Fernández.

Ennis lo intenta pero el Obra firma su mejor primera parte ofensiva (59-42)

El segundo cuarto se abría con un duelo triplista, anotando Phil Scrubb y Ellenson para los gallegos, mientras que Ennis respondía con dos por los canarios. Moncho Fernández ponía en cancha un quinteto poco habitual con Vicedo, Muñoz y Zurbriggen, que aumentaba la intensidad defensiva con el base argentino poniendo en problemas a sus rivales. Ennis volvía a acertar desde el triple pero un entonado Ellenson respondía con un gran dos más uno, manteniendo en quince la diferencia. Ennis seguía a lo suyo y sumaba el cuarto triple pero todos los jugadores del Obra estaban tocados por la magia, con Ellenson recuperando la confianza y Vicedo aumentando la ventaja a 18. Tras ponerla Robertson en veinte, Granca conseguía frenar el ataque local por primera vez pero sin recortar distancias ya que solo Ennis producía ofensivamente. La intensidad de los Diop en la zona daba réditos a los de Fisac y la vuelta de Slaughter reducía la ventaja momentáneamente, pero entre Thomas Scrubb, Birutis y Kasssius se cerraba el marcador 17 arriba al descanso.

El Obra se mantiene arriba en un cuarto de vaivenes (78-63)

Hobbs lideraba el ataque gallego tras el descanso, buscando a Birutis contínuamente, y el lituano respondía con los primeros cinco puntos locales. Un triple de un acertadísimo Thomas Scrubb (8 de 9 en tiros de campo) ponía la máxima con el 67 a 56 y el mismo canadiense la superaba con su punto número 19. Los de Moncho Fernández dominaban el rebote y cercenaban cualquier esperanza visitante de acercarse. La frustración de no poder remontar comenzaba a hacer mella en el equipo canario y Ennis y Albicy recibían sendas técnicas en jugadas casi consecutivas. Pero esos momentos de tensión descontrolaban el partido y a sus protagonistas, lo que perjudicaba al Obra, que veía reducida su ventaja hasta los quince puntos.

Monbus Obradoiro resiste y se lleva una victoria que puede ser decisiva (106-97)

Un triple de Brussino metía el miedo en el cuerpo al Fontes do Sar junto a la cuarta falta de Birutis. La tónica del partido había cambiado por completo y Monbus Obradoiro entraba en bonus cuando aún no se había jugado ni un minuto y medio del último cuarto. Entre tiros libres y un nuevo triple del argentino, lo canarios bajaban de los diez puntos por primera vez en mucho tiempo. Robertson daba un respiro con un triple pero Salvó contestaba para seguir asustando a los gallegos. Brussino seguía liderando la remontaba y ponía el 83 a 77. Kassius Robertson respondía pero ahora era Albicy el que ejemplificaba que el acierto había cambiado de bando con un gran triple. Slaughter acercaba a cuatro a los de Fisac, pero cuando los obradoiristas ya se temían lo peor, el Obra firmó un 8 a 0 con triples de Thomas Scrubb y Robertson, más una canasta de Birutis. El 94 a 82 que reflejaba el marcador a falta de 3:28 volvía a calentar la Caldeira.  El dominio del rebote ofensivo por parte de Khalifa Diop seguía haciendo sufrir a los gallegos y gracias a ello Brussino acercaba al Granca a siete puntos. Phil Scrubb y Brussino intercambiaban acierto en los libres, los del argentino producto de una quinta falta de Birutis muy protestada por la grada compostelana. El hermano de Thomas lideraba el ataque gallego y una canasta de Suárez ponía la puntilla. Los canarios remaron hasta el final pero se ahogaron en la orilla ante un gran Monbus Obradoiro.

Monbus Obradoiro 106 – Hobbs (3), Robertson (21), T. Scrubb (24), Suárez (8), Birutis (17) [5 inicial]; Okouo (0), Ellenson (13) Zurbriggen (0), Beliauskas (-), Vicedo (3), Muñoz (5) y P. Scrubb (12).

Gran Canaria 97 – Albicy (7), Slaughter (19), Brusssino (22), Stevic (10), Pustovyi (4) [5 inicial]; Balcerowski (0), I. Diop (0), Salvó (8), López (-), K. Diop (5), Ennis (20) y Chery(2).

Parciales: (32-19); (27-23); (19-21); (19-25)
Árbitros: Hierrezuelo, Sánchez y Olivares
Multiusos Fontes do Sar