En 18 eliminatorias al mejor de 5 se llegó al tercer encuentro con 1-1. No obstante, dos de cada tres equipos que partieron con el factor cancha a favor se acabaron llevando la eliminatoria

Llegar al tercer partido con 1-1 en el marcador de la eliminatoria de semifinales sigue siendo favorable al conjunto que parte con la ventaja de campo.

No en vano, en eliminatorias a cinco partidos, en 12 de las 18 series que en la historia de la Liga Endesa han llegado a ese tercer enfrentamiento con 1-1 (66,7%), se ha clasificado para la final el equipo que contaba con el factor cancha a favor.

Hasta en 9 de estos 12 precedentes hubo que llegar a un quinto partido para que el equipo local sentenciara por 3-2 (75%), mientras que los otros tres acabaron en el cuarto partido, 3-1 (25%).

Para encontrar el último precedente de un 1-1 en semifinales a cinco partidos hay que mirar la temporada 2016-17. En este caso, el equipo favorecido acabó siendo el Valencia Basket, que tras el 1-1 aprovechó el apoyo de su afición para sentenciar la eliminatoria que le enfrentaba al Baskonia (1-3), siendo ésta una de las seis series que acabaron con triunfo del equipo que no contaba con la ventaja de campo.

En esas seis eliminatorias que, tras un 1-1, finalizaron con triunfo del equipo con factor cancha en contra, se dio un 2-3 final en tres ocasiones y un 1-3 en otras tres.