¿Qué dice la historia del 2-0 en semifinales del Playoff Liga Endesa?

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en ACB Notas de Prensa ACB PLAYOFFS

Cuando un equipo logra el 2-0 en semifinales disputadas al mejor de cinco partidos, puede decir que tiene el éxito prácticamente asegurado. Al menos así lo reflejan los precedentes, ya que las 38 series que llegaron a este resultado acabaron con triunfo del equipo que lo había conseguido. Sólo en 7 ocasiones, el conjunto que iba cayendo logró forzar el quinto partido

Hasta el momento, se han disputado 60 eliminatorias de semifinales al mejor de cinco partidos, de las que 38 llegaron al tercer choque con 2-0 en el marcador. Si nos fijamos en los precedentes, parece claro que el equipo que consigue ese resultado tiene el éxito casi asegurado, ya que en todas estas series siempre acabó alcanzando la final el equipo que partía con ventaja de campo.

De esas 38 ocasiones, prácticamente la mitad (18, el 47,4%) han terminado con un 3-0, resolviéndose la serie por la vía rápida. 13 veces se ha forzado el cuarto partido, para que la eliminatoria acabase 3-1 (34,2%) y tan solo siete (18,4%) han necesitado un quinto encuentro. Eso sí, en esas siete ocasiones, siempre ha acabado venciendo el choque decisivo el equipo con el factor cancha a favor.

La última ocasión en la que se consiguió forzar el quinto partido fue en la temporada 2014-15. Lo hizo el Unicaja contra el FC Barcelona Lassa. También lo han conseguido el Real Madrid contra el entonces Caja Laboral (2009-10), el Joventut, contra el Unicaja (2005-06) y contra el FC Barcelona (1993-94), y el Estudiantes, contra el Real Madrid, en dos oportunidades (1999-00 y 1992-93) y contra el FC Barcelona (1995-96).

Todas ellas, sin embargo, concluyeron con la victoria en ese encuentro definitivo del equipo que había conseguido poner el 2-0 en la serie.

Los últimos 2-0 se produjeron la pasada temporada. Tanto el Real Madrid, frente al Herbalife Gran Canaria, como el KIROLBET Baskonia contra el Barça Lassa, sumaron la victoria en los dos primeros encuentros, sentenciando por la vía rápida el conjunto blanco (3-0) y liquidando la serie en el cuarto partido el equipo vitoriano (3-1).

En cuatro ocasiones más se dio un 2-0, pero se produjeron en eliminatorias al mejor de tres partidos y este marcador supuso la clasificación directa para la final.

nota de prensa ACB · ACB Photo