Quinteto ideal ACB de Joaquín Arnal Lahoz, entrenador aragonés

por Roberto Anidos publicado en Opinión

Joaquín Arnal Lahoz, técnico aragonés con experiencia en clubes como el CAI o el Club Baloncesto Monzón, por ejemplo abre esta tercera entrega de entrevistas

Toma el relevo de Rubén Gazapo y arriesga en su quinteto ideal ACB, al que añade dos leyendas, en este juego de 5+ 2 donde buscamos reivindicar nuestro baloncesto.

“Aquí va mi quinteto, me salgo de algún estereotipo como los Gasol porque estarían en todos los quintetos y me voy con uno que sería muy especial para mí”, aclara Joaquín de salida.

1. BASE:
Nuestro coach maño opta por Jaime Fernández, ese base de slalon rápido, con dotes anotadores muy por encima de la media y cuya intensidad desafía de forma continua a su físico, roto en el último año Arnal Lahoz  le apunto de que ha decidido operarse de los dos pies.

Joaquín Arnal Lahoz razona su apuesta por Jaime.

“De los jugadores españoles que actualmente militan en ACB, excepto Alocén no veo ningún otro base que a corto plazo vaya a destacar. Por ello, esperando la explosión definitiva de Carlos Alocén, me quedo con un combo como Jaime Fernandez, al estilo de Llull o Pau Ribas”.

Y añade esto.

“Jaime posee una muy buena capacidad anotadora, brilla en la toma de decisiones en momentos complicados y ya se ha acostumbrado a jugar partidos de alto nivel. Eso sí, le veo más dos que uno”, concluye sobre ese jugador que pronto tendrá 27 años y que, tras crecer en el Estudiantes, va a más desde el verano de 2018 en el Unicaja de Málaga.

2. ALEROS:
Aquí Joaquín opta por el clásico narrativo: un maestro veterano y un valor emergente, es decir, pone a Rudy Fernández y Alberto Abalde.

Así razona el técnico

“Abalde es un alero multidisciplinar. En defensa puede cambiar sin ningún problema del uno al cuatro. En ataque, ha llegado a jugar de base. Exterior de dos metros, muy atlético, muy bueno a campo abierto y en las terminaciones, tiene que mejorar en el tiro y en el ataque estático. Del estilo de Abrines, Sastre, Rabaseda… y como todos ellos, con alergia a postear a pesar de su físico. Tiene un juego más cercano al escolta que al alero alto pero tiene una enorme proyección… Valencia me parece un lugar ideal para consolidarse”.

Y respecto al alero del Real Madrid, Arnal Lahoz, alaba su espíritu de sacrificio.

“Rudy Fernández tuvo que sacrificarse en la selección para jugar de 3 al estar su posición natural cubierta por Navarro, y hay que destacarlo. Tiene tiro, capacidad de penetración y la mejor defensa de exteriores de Europa, sea cual sea el rival. Generoso en el esfuerzo, sabe sacrificar siempre su enorme talento individual por el bien del colectivo”.

3. PÍVOTS:

En la zona Joaquin no admite bromas, es más, alinea a dos treintañeros largos, uno que acaba de decir adiós en el Casademont Zaragoza y otro que tal vez se lo esté pensando en el Real Madrid. Ellos son Fran Vázquez y Alfonso Reyes.

“Aunque Jorge Garbajosa es el primer exponente del cuatro moderno abierto, quiero destacar a Felipe por su trayectoria y capacidad para seguir siendo competitivo. Demuestra que el deseo y la inteligencia pueden con un físico no especialmente privilegiado. Qué decir de su rebote, de su capacidad defensiva… pero lo más importante es cómo ha ido mejorando su amenaza ofensiva con el paso de los años, con un buen juego de espaldas, un más que aceptable tiro que mejoró en el tiempo gracias a Randy Knowles (el mejor entrenador de tiro que ha habido en España). Ese carácter huraño que tiene en la pista no le ha permitido el reconocimiento que debería tener de aficionados rivales”.

Respecto al pívot gallego, habla de este modo para esta sección de Piratas del Basket.

“Fran ha vivido bajo la sombra de los hermanos Gasol o de los nacionalizados Mirotic e Ibaka, lo que le ha impedido una mejor trayectoria en la selección que su calidad bien merecía. Ha sido el primer español en jugar por encima del aro, espectacular en el pick & roll, y con unas condiciones atléticas e inteligencia defensiva que le hacen difícilmente imitable. Posee un muy buen tiro a media distancia , lo que le permitía hacer mejores a treses y cuatros que pudieran postear (Pete Mickeal y Lorbek). Respetadísimo en todos clubs y admirado por sus aficionados, Fran es alguien que ha sido fundamental para Pedro Martínez, Sergio Scariolo, Xavi Pascual, Joan Plaza, Txus Vidorreta, Fotis Katsikaris o Porfirio Fisac… Se retira un grande que ha sido feliz allá donde ha jugado y ha tomado decisiones sin importarle el qué dirán. De sombrero fue su gesto de prestarse a jugar las ventanas previas al Mundial de China 2019 para echar una mano a sabiendas de que no iba a tener sitio en el roster final”.

4. DOS LEYENDAS ACB:

Para finalizar, Joaquín iza la bandera de los castigados sin el postre de la suerte, ya que reivindica en primer a José Luis Maluenda, ese talento aragonés que no tuvo una trayectoria tan notable como se intuía al inicio.

“Quien vio jugar a Maluenda en ACB con el Pamesa de Miki Vukovic no recordará que Malu era un gran proyecto como base en la cantera del C.B. Zaragoza. Al amparo de Andre Turner y con Alfred Julbe en el banquillo con un baloncesto atrevido, sin miedo al error, era el jugador ideal para ese estilo. Con un físico espectacular, gran capacidad de salto, defensa, visión de pase, fantasía y un buenísimo tiro exterior, cuesta saber lo que hubiera sido como base si el club aragonés no hubiera desaparecido. Fichó por el Pamesa y allí se encontró con un entrenador (el gran Vukovic) que planteaba un baloncesto totalmente diferente, mucho control, y que en la posición de base ya tenía a Nacho Rodilla, ideal para ese estilo. Tuvo que evolucionar a la posición de escolta. Su buena carrera hubiera sido espectacular de haber seguido como base. Es de los jugadores con más talento que he conocido”.

Y de alguien de camino algo maldito, pasamos a una persona con recorrido más bien bendito, ya que triunfó como jugador al máximo nivel y lo está haciendo bien como entrenador del Bilbao Basket: Alex Mumbru.

“Prototipo del tres alto, Mumbru es el tipo al que mejor he visto jugar en el poste bajo en los últimos años. Buenísimo tirador, y excelente pasador, sin ser especialmente rápido en defensa sí era durísimo. En la selección no tuvo un rol fundamental porque Carlos Jiménez se adaptaba mejor al papel de especialista en los mejores años de los Calderón, Navarro, Gasol y cia. Madera de líder, eso tiene Alex, que continúa mostrándolo como entrenador. Odiado si lo tienes frente a ti y amado si está en tu equipo”, concluye Joaquín.

Por Xabier Sanmartin Cuevas, autor del libro Aquellos Maravillosos Aros [63 reportajes sobre grandes protagonistas del baloncesto de los años 80 y 90 de ACB, NBA…]

https://libros.com/comprar/aquellos-maravillosos-aros/