Sergi Vidal se despide del baloncesto en la sede de la acb

por Roberto Anidos publicado en ACB Notas de Prensa ACB

Homenaje de la acb y del baloncesto a Sergi Vidal tras su reciente retirada. “He intentado ser un jugador con pasión”, explica el alero tras 21 temporadas. “Ha dejado una impronta, tiene sello e identidad”, añade Antonio Martín, presidente de la acb

La acb ha rendido este martes homenaje a Sergi Vidal, noveno jugador con más partidos en la historia de la asociación. Rodeado de excompañeros y de representantes de la familia del baloncesto, el alero se ha despedido del baloncesto en activo en la sede de la acb en Barcelona.

El ya ex jugador militó en ocho equipos distintos de la competición: Joventut, Baskonia, Real Madrid, Gipuzkoa Basket, Unicaja, Lugo, Fuenlabrada y Manresa, además de haber sido internacional absoluto con España. En esta dilatada carrera Vidal disputó 641 partidos y anotó más de 4.000 puntos, ganando dos títulos de liga, cuatro de Copa del Rey y otros cuatro de la Supercopa. En total, 10 títulos nacionales.

El acto ha arrancado con unas palabras de Antonio Martín, presidente de la acb, que ha señalado que “Sergi Vidal representa mucho para la competición y el baloncesto español. Poca gente puede decir que haya ganado Liga, Copa y Supercopa, pero más allá de eso lo que me queda de él es un jugador que deja una impronta, que tiene un sello y una identidad”. Así, el presidente añade que “es uno de los jugadores que admiro: los que disfrutan compitiendo”.

Tras él ha tomado la palabra su inseparable amigo, el exjugador Albert Miralles, que ha recordado “cuando empezamos en el Joventut, nos conocimos con 13 años y fue como un flechazo: a nuestros hijos les decimos ‘ve a jugar al baloncesto y haz amigos’ y ha sido precisamente eso, fue el inicio de 35 años de amistad. Conocer a Sergi ha sido una de las cosas más bonitas que me ha dejado el baloncesto”. Miralles ha destacado que “cuando empezábamos mucha gente pensaba que no podía llegar porque no defendía, era un anotador compulsivo: en Vitoria pasó de ser un referente en ataque a ser uno de los mejores defensores de la liga, convirtiéndose en un referente haciendo lo que no hacían los demás”.

Tras ellos ha llegado el emotivo momento en el que el propio Sergi Vidal, “durante toda mi carrera he intentado ser un jugador con pasión. Lo primero es dar las gracias a todos, a la acb, a mi familia y a mis amigos”.

“Cuando empecé no sabía si llegaría a ser jugador profesional, luego si podría mantenerme, si podría ganar un título, si llegaría a la selección… siempre me he ido poniendo retos y cuando lo consigues, son instantes muy especiales. Si todo eso lo hubieras vivido solo no tendrían tanto valor, cuando lo vives con tus compañeros, eso es inigualable”, añade el ya exjugador.

Para cerrar este emotivo acto Antonio Martín ha entregado una placa conmemorativa al jugador, así como el Joventut, que de la mano de su presidente Juan Antonio Morales, ha querido regalar al jugador una camiseta.

nota de prensa ACB