Euroleague 1997/1998; La Virtus Bolonia tiró de sus estrellas en un racana final

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Euroleague History Hemeroteca
La primera fase la forman cuatro grupos con seis equipos. De los cuales tras diez jornadas los tres primeros pasaran a un grupo y los tres últimos a otro grupo. Los resultados configuraran la segunda fase.
PRIMERA FASE

GRUPO A
OLYMPIACOS   (7-3)
EFES PILSEN   (6-4)
MACCABI   (5-5)
CSKA MOSCU   (5-5)
REAL MADRID   (4-6)
LIMOGES   (3-7)
GRUPO B
BENETTON   (9-1)
ESTUDIANTES   (6-4)
PAOK   (6-4)
TURK TELEKOM   (5-5)
KK SPLIT   (4-6)
FC PORTO   (0-10)
GRUPO C
VIRTUS BOLONIA   (9-1)
BARCELONA   (7-3)
PAU ORTHEZ   (5-5)
PARTIZAN   (4-6)
ULKER   (3-7)
HAPOEL JERUSALEM   (2-8)
GRUPO D
AEK ATENAS   (6-4)
FORTITUDO BOLONIA   (6-4)
CIBONA   (5-5)
ALBA BERLIN   (5-5)
UNION OLIMPIJA   (4-6)
RACING PARIS   (4-6)

En la segunda fase los resultados se sumaron para culminar la fase regular. Los cuatros grupos están formados por seis equipos, de los cuales los cuatro primeros de cada grupo sumarán los dieciséis equipos que jugarán los playoff de octavos de final.Quedó fuera de los playoff entre otros equipos el Real Madrid.
SEGUNDA FASE

GRUPO E
OLYMPIACOS   (12-4)
EFES PILSEN   (12-4)
MACCABI   (11-5)
KK SPLIT   (5-11)
TURK TELEKOM   (5-11)
FC PORTO   (0-16)
GRUPO F
BENETTON   (12-4)
CSKA MOSCU   (9-7)
PAOK   (9-7)
ESTUDIANTES   (8-8)
REAL MADRID   (7-9)
LIMOGES   (6-10)
GRUPO G
VIRTUS BOLONIA   (13-3)
ALBA BERLIN   (9-7)
BARCELONA   (9-7)
UNION OLIMPIJA   (8-8)
RACING PARIS   (7-9)
PAU ORTHEZ   (6-10)
GRUPO H
AEK ATENAS   (11-5)
FORTITUDO BOLONIA   (10-6)
CIBONA   (10-6)
PARTIZAN   (6-10)
ULKER   (5-11)
HAPOEL JERUSALEM   (2-14)


Tras la liguilla los playoff de octavos de final se forman de la siguiente manera: El CSKA MOSCU contra el BARCELONA, el OLIMPIACOS contra el PARTIZAN, FORTITUDO BOLONIA contra MACCABI, VIRTUS BOLONIA contra ESTUDIANTES, EFES PILSEN contra la CIBONA, BENETTON contra UNION OLIMPIJA, ALBA BERLIN contra el PAOK y el AEK ATENAS contra el KK SPLIT.
OCTAVOS DE FINAL
CSKA MOSCU VS BARCELONA   (2-1)
(81-79); (75-63); (88-76)
OLYMPIACOS VS PARTIZAN   (0-2)
(74-78); (72-60)
FORTITUDO BOLONIA VS MACCABI   (2-1)
(96-93); (88-72); (68-65)
VIRTUS BOLONIA VS ESTUDIANTES   (2-0)
(86-62); (62-67)
EFES PILSEN VS CIBONA   (2-0)
(75-59); (98-102)
BENETTON VS UNION OLIMPIJA   (2-0)
(81-79); (61-70)
ALBA BERLIN  VS PAOK   (2-1)
(77-75); (81-60); (104-71)
AEK ATENAS VS KK SPLIT   (2-0)
(76-46); (54-62)
Tras los octavos de final quedaron eliminados el Barcelona, sorprendentemente el Olympiacos a manos del Partizan y el Maccabi. Equipos como el AEK y Alba Berlin estarían entre los ocho mejores de Europa. Los cuartos de final enfrentaron al PARTIZAN contra el CSKA MOSCU, duelo boloñes entre la VIRTUS y la FORTITUDO, la BENETTON contra el EFES PILSEN y el AEK ATENAS contra el ALBA BERLIN.
CUARTOS DE FINAL
PARTIZAN VS CSKA MOSCU   (2-1)
(87-72); (77-52); (89-77)
VIRTUS BOLONIA VS FORTITUDO BOLONIA   (2-0)
(64-52); (56-58)
BENETTON VS EFES PILSEN   (2-1)
(67-57); (59-58); (76-68)
AEK ATENAS VS ALBA BERLIN   (2-0)
(88-68); (58-82)
La final four se celebró este año en Barcelona. Dos de los cuatro equipos eran italianos y en caso de victoria de ambos viviriamos una final transalpina. La final four se completa con los sorprendentes Partizan de Belgrado y el AEK Atenas, quedando los cruces VIRTUS BOLONIA contra PARTIZAN y BENETTON contra AEK ATENAS.
En la primera semifinal la Kinder no dio lugar a cualquier duda posible. Los italianos pusieron tierra de por medio desde el principio y realmente el Partizan no fue rival. Todos los focos se posaban en la pareja Rigaudeau y Danilovic pero el hombre del partido fue Zoran Savic.
Virtus Bologna
VIRTUS BOLONIA   83
*Rigaudeau – 12p, 3br.
*Danilovic – 10p, 4r.
*Sconochini – 6p, 5r.
*Savic – 23p, 8r.
*Nesterovic – 14p, 10r.
Abbio – 9p, 3a.
Binelli – 7p, 4r.
Frosini – 2p, 2r.
Crippa – 0p, 1a.
Morandotti – 0p. 
partizan
PARTIZAN   61
*Lukovski – 3p, 3a.
*Brkic – 17p, 4r.
*Cubrilo – 5p, 3r.
*Drobnjak – 8p, 5r.
*Tomasevic – 14p, 11r.
Djokic – 8p, 3r.
Koprivica – 2p, 1r.
Radosevic – 2p, 2br.
Varda – 2p, 3r.
Dozet – 0p. 
En la otra semifinal vivimos una pequeña sorpresa, la Benetton de Treviso era el absoluto favorito para meterse en la final ante el AEK, pero los griegos en un partido muy disputado fueron capaces de ganar y no permitir que la final de este año tuviera aroma italiano. Obradovic tenía todo un arsenal a su disposición con hombres como Williams, Rebraca o Rusconi a su disposición pero finalmente sucumbieron ante el juego de Prelevic, Anderson, Alexander y compañia.
AEK Athens
AEK ATENAS   69
*Coldebella – 3p, 1r.
*Prelevic  9p, 2a.
*Anderson – 21p, 6r.
*Alexander – 13p, 8r.
*Tsakalidis – 2p, 5r.
Andersen – 10p, 3r.
Chatzis – 4p, 2a.
Larsen – 4p, 1r.
Lasa – 3p, 3a.
Kakiouzis – 0p, 1r.
Barlas – 0p. 
Benetton Treviso
BENETTON   66
*Bonora – 6p, 2a.
*Williams – 22p, 3br.
*Sekunda – 11p, 4r.
*Rusconi – 10p, 10r.
*Rebraca – 11p, 9r.
Marconato – 4p, 3r.
Gracis – 2p, 2br.
Pittis – 0p, 2r.
Sciarra – 0p, 1a.
Niccolai – 0p.
Siguiendo la estela del “basket control”  iniciada por el Limoges de Maljković en 1993, la final de la Euroliga celebrada en el Palau Sant Jordi de Barcelona se convirtió en un verdadero homenaje a la defensa. Lo importante no era sumar puntos, sino evitar que el rival lo hiciera. Baste decir que el máximo anotador del AEK fue el español José Lasa con… ¡7 puntos!
Lo cierto es que ambos entrenadores buscaron durante la final posesiones largas y controladas, aburrir al contrario hasta el agotamiento físico y mental, y a fe que lo consiguieron. Los ataques nunca lograron imponerse a las defensas, y de ahí los pobres guarismos finales que, en honor a la verdad, se debieron más a los desaciertos en el tiro que a la propia intensidad defensiva del partido. Casi ningún jugador del AEK dio la talla en la final (en especial sus americanos Anderson y Alexander, con unos lamentables porcentajes de tiro). La Kinder, por su parte, contaba con jugadores de gran talento y una clase innegable en ataque, que además sabían sacrificarse en defensa cuando hacía falta. La primera línea, formada por Sconochini y Abbio, hizo una labor impresionante cerrando todos los espacios, y cuando algún rival conseguía penetrar se encontraba con el muro infranqueable de Savić y Nesterovič. Demasiada defensa para un equipo griego ya de por sí bastante romo en ataque.
Y eso que el partido comenzó a un ritmo trepidante. Con unos quintetos “atípicos” en ambos conjuntos —a consecuencia de la Ley Bosman y las nacionalizaciones, ninguno de los diez jugadores que saltaron a pista había nacido en el país de su equipo—, la Kinder inició las hostilidades con un triple de Danilović y una canasta de Sconochini, que se vieron neutralizados por un parcial de 7-0 del AEK (5-7, min. 4). Triples a tutiplén por parte de ambos equipos (Danilović, Rigaudeau y Savić por los italianos, Prelević y Coldebella por los griegos) hicieron que se alcanzara el minuto ocho con un prometedor 18-10 en el marcador. Pero ahí se acabaron las alegrías atacantes, porque Giannis Ioannidis, que veía cómo el intercambio de canastas perjudicaba a su equipo, ordenó una zona y pidió a sus hombres máxima intensidad defensiva. El panorama del partido cambió entonces por completo. De las carreras y los triples se pasó a la lucha cuerpo a cuerpo, posesiones de treinta segundos y lucha a muerte por cada rebote. Baste decir que el parcial en esos doce minutos finales del primer periodo fue de 10-10.
Los de Bolonia habían demostrado que eran capaces de adaptarse a cualquier ritmo de juego, ya sea rápido o lento, y en el segundo tiempo continuaron aumentando sus diferencias (33-20, min. 23). La victoria italiana parecía ya clara, más que nada por la terrible ineficacia del AEK en ataque. Pese a que la entrada del base español José Lasa motivó una ligera reacción del conjunto griego (33-26, min. 25), un nuevo triple de Danilović volvió a situar la diferencia en diez puntos y supuso un golpe moral de consideración para el cuadro de Ioannidis que, con Prelević, Anderson y Alexander negados en ataque, se veía impotente para hacer frente a la Kinder. Tras alcanzar el minuto 30 con una nueva máxima ventaja de once puntos (40-29), parecía que los italianos podrían administrar su renta hasta el final. Sin embargo, de la mano de un espléndido Lasa, el AEK logró forzar un final igualado (45-41, min. 37). No fue más que el canto del cisne griego, porque los italianos no se pusieron nerviosos y supieron conservar su ventaja.
Virtus Bologna
VIRTUS BOLONIA   58
*Rigaudeau – 14p, 5br, 2r.
*Danilovic – 13p, 5r, 1a.
*Sconochini – 10p, 8r, 4br.
*Savic – 7p, 6r, 1t.
*Nesterovic – 6p, 9r, 1br.
Abbio – 6p, 2a, 1r.
Binelli – 2p, 1r.
Frosini – 0p, 1br.
AEK Athens
AEK ATENAS   44
*Coldebella – 3p, 1r.
*Prelevic – 6p, 3a, 1br.
*Anderson – 4p, 4r, 1a.
*Alexander – 5p, 5r, 2br.
*Tsakalidis – 4p, 6r, 2t.
Lasa – 7p, 3a, 1r.
Chatzis – 4p, 2r, 2br.
Kakiouzis – 5p, 2r.
Andersen – 4p, 4r, 1br.
Larsen – 2p.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies