Exhibición ofensiva del Real Madrid ante el Bayern de Múnich (100-82)

por Roberto Anidos publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

Los blancos, con siete jugadores en dobles dígitos de valoración, se impusieron con solvencia a un rival que llegaba como líder de la Euroliga

El Real Madrid dio un golpe de autoridad con una clara victoria ante el Bayern de Múnich, que llegaba al WiZink Center como líder de la Euroliga. Los blancos resolvieron con una gran segunda parte un encuentro complicado ante un conjunto alemán que opuso resistencia durante tres cuartos. Siete jugadores acabaron con dobles dígitos de valoración en una actuación coral del equipo con Carroll (19 puntos y 20 de valoración) y Randolph (13 y 20) en lo más alto. Destacaron también Thompkins (16), Abalde (10) y Llull que, con 14 puntos, se convirtió en el sexto máximo anotador de la historia de la competición con 3.028 puntos.

Gran arranque del Real Madrid, que dominó sin respuesta el primer cuarto (27-17). Su intensidad defensiva y acierto en ataque desarboló al líder de la Euroliga. Tal es así que su entrenador, Trinchieri, fue expulsado a los 2:30 segundos. Un parcial de 13-4, con 7 puntos de Randolph, daba la iniciativa a los blancos, que se movieron con una renta cercana a los 10 puntos. Carroll, con otros 10, continuó el festival ofensivo de su equipo ante un rival que fue siempre a remolque en este arranque.

El Madrid aguanta el arreón visitante
Los alemanes mejoraron en el segundo cuarto, gracias al rebote ofensivo y la inspiración de Baldwin IV y Zipser. El Real Madrid bajó considerablemente sus porcentajes de tiro y fue perdiendo poco a poco su iniciativa en favor del Bayern de Múnich, que neutralizó la desventaja y se puso uno arriba en el minuto 16 (35-36). Partido nuevo y reacción de los de Laso en un momento importante. Un intercambio de canastas precedió a un gran minuto final madridista. Con el 44-45, Campazzo robó un balón forzando una antideportiva. Dos tiros libres y última posesión. Momento de Llull. Triplazo cayendo desde el techo y +4 al descanso con el 49-45.

El Real Madrid supo mantener la cabeza fría ante un Bayern de Múnich que siguió incomodando mucho. Sujetó mejor su rebote y la consecuencia fue inmediata. Su rival ya no producía con tanta regularidad. Y aunque en el tercer cuarto la anotación se redujo respecto a los dos anteriores, los locales estuvieron mejor, pacientes y moviendo el balón para encontrar buenas soluciones. Buenos minutos en la dirección de Laprovittola, que tuvo que tomar el timón del equipo sustituyendo a un Campazzo que se sufrió un golpe en su rodilla y tuvo que retirarse. Los puntos los pusieron Carroll, Randolph y Thompkins, los tres más destacados hoy, para que los blancos consiguieran una renta de +10 con el 70-60 en el 29´.

Un Madrid coral
La salida del Real Madrid en el último cuarto fue definitiva para acabar con la resistencia de un rival muy competitivo. Anulado Baldwin IV (otra gran defensa de Abalde), entraron en escena más efectivos para apoyar en ataque y ahí se acabaron las opciones alemanas. Abalde, Garuba, Rudy…castigaron a un defensa que se vio superada por la fortaleza como equipo de los locales que, con un parcial de 14-6 en cinco minutos, encarrilaba el partido con el 84-67. Pero había hambre y los blancos querían los 100 puntos. Llull, con otros 2 triples y 2 tiros libres, para 14 puntos, ponía los tres dígitos en el marcador y además superaba a su compañero Reyes como el sexto máximo anotador histórico de la Euroliga (100-82, min. 40).

nota de prensa Real Madrid · Foto: euroleague media