Mono de trabajo para superar a Montakit Fuenlabrada (102-78)

por Roberto Anidos publicado en ACB Crónica

Una brillante segunda parte le da un contundente triunfo al Herbalife Gran Canaria

Sin Omar Cook, el Herbalife Gran Canaria recibía a un Montakit Fuenlabrada que llegaba a la isla también mermado por las lesiones -sin Karvel Anderson y con Rowland tocado- pero en un muy buen momento de juego y confianza.

Niko Radicevic ocupó el lugar del base estadounidense en el quinteto inicial, acompañando a los ya clásicos Okoye, Harper, Shurna y Costello. Fue el ala-pívot quien abrió el marcador desde el tiro libre, anotando un lanzamiento. Los compases iniciales estuvieron marcados por la igualdad, con el ‘Granca’ jugando mucho al poste con Costello para generar acciones de pick&roll, y el ‘Fuenla’ atacando con Marc García como referente. El acierto de Shurna desde 6,75, y dos libres de Harper (13-9, minuto 5) dieron la primera tímida ventaja a los claretianos llegados al ecuador del primer acto.

Fue precisamente la pareja Shurna-Harper la encargada de seguir abriendo la brecha. El ala-pívot llegó a los 10 puntos (20-14, minuto 7) para comandar la avalancha ofensiva de los de Katsikaris. Sin embargo, el conjunto de Jota Cuspinera fue capaz de tomarle el tempo al partido y de practicar su juego de transición a partir de buenas defensas. Álex Urtasun culminaba un parcial de 0-7 que ponía en vanguardia a los fuenlabreños. El encuentro se mantuvo por unos derroteros de igualdad en los que ambos equipos intentaban, sin demasiado acierto, imponer su estilo. Tanto fue así, que la diferencia tras los diez minutos iniciales de partido era de tan solo un punto (24-23).

Montakit Fuenlabrada arrancó el segundo cuarto golpeando primero. Los fuenlabreños parecían más cómodos sobre el parqué que un Herbalife Gran Canaria algo atascado en labores ofensivas. No obstante, John Shurna seguía a lo suyo y clavaba dos triples consecutivos que, acompañados a una canasta de Fabio Santana (34-31, minuto 14) adelantaba al cuadro local. El choque, eso sí, estaba lejos de decantarse de ninguno de los lados, con un marcador lleno de alternancias y tirones tímidos.

El conjunto capitalino, tras verse tres abajo en el marcador, supo rehacerse a base de buenas defensas y de un ataque muy inteligente que no siempre acababa en canasta, pero que sí cargaba de faltas a los hombres amarillos. Muy pronto estuvieron los de Katsikaris en bonus, algo que aprovechó un Montakit Fuenlabrada que sumó mucho desde el tiro libre para recuperar la delantera. Una canasta en la pintura de Ehigitor sobre Costello (39-45, minuto 18) daba la máxima ventaja de la tarde a los visitantes en el que parecía el arreón más serio de lo que había acontecido. Un parcial de 5-14 rápidamente neutralizado por Beirán, con un triple, y Harper, con una acción de 2+1. El ‘Fuenla’, eso sí, consiguió marcharse a vestuarios por delante merced a una canasta de Richotti que desequilibraba la balanza (47-48).

DINAMITA EN EL TRIPLE
Con 48 puntos encajados en la primera mitad, el camino de la victoria parecía claro para los de Katsikaris: mejorar las prestaciones defensivas y frenar así el ataque de un Montakit Fuenlabrada demasiado cómodo en una pista ajena. El porcentaje de acierto en el tiro del ‘Fuenla’, no en vano, era astronómico: un 63% de los tiros de campo convertidos.

Y ese acierto bajó. El Herbalife Gran Canaria logró tomar las riendas del partido en los compases iniciales de la segunda mitad con dos triples de Harper y Beirán. Tardó casi tres minutos el ‘Fuenla’ en estrenar su casillero de puntos en el tercer acto, y lo logró solo a través del tiro libre. Los de Cuspinera volvían a ir a remolque en los que quizá eran los minutos más consistentes del ‘Granca’ de la mañana. Una canasta de Costello tras rebote (59-54, minuto 25) mantenía cinco arriba a los grancanarios con la mitad del acto completado.

La ventaja no era amplia, pero en un choque tan igualado, la solidez del Herbalife Gran Canaria en el tercer cuarto dejaba buenas sensaciones. La parroquia claretiana se enchufaba al encuentro y un triple de Javi Beirán (64-56, minuto 27) obligaba a Jota Cuspinera a pedir tiempo muerto para evitar que la brecha se agrandara. Marc García intentaba romper la inercia positiva de los isleños, pero no evitó que, con un triple de Santana, la ventaja amarilla alcanzara los dobles dígitos. Los locales consiguieron acabar el acto con 11 puntos de ventaja, la máxima, gracias a un parcial de 24-12. Diez minutos separaban al Granca del sexto triunfo (71-60).

Fabio Santana abría fuego en el último cuarto con una decidida penetración en una transición. El base grancanario, acto seguido, tenía que irse al banquillo al recibir un fortuito golpe de Tomás Bellas en la boca, que le ocasionó sangre. El contratiempo no impidió que el Herbalife Gran Canaria siguiera corriendo a placer sobre el parqué del Arena, alcanzando 19 de ventaja con dos triples de Radicevic (83-64, minuto 34) y un pabellón en ebullición.

Tres puntos de Gillet hacían creer en la remontada o, al menos en intentarlo, a un Montakit Fuenlabrada que se dio de bruces con la realidad bien pronto. Y es que Bourousis y Radicevic, con dos triples al borde del final de la posesión, acabaron por dinamitar el choque. La ventaja amarilla llegó a ser de 21 puntos antes de que Marc García clavara dos lanzamientos exteriores. Fotis Katsikaris paraba el partido con algo menos de tres minutos por disputarse y un colchón de 16 puntos (91-75, minuto 38), que si bien no era definitivo sí permitía al ‘Granca’ afrontar los últimos minutos con tranquilidad para hacer bien las cosas y buscar una mayor diferencia de cara a la clasificación.

Los de Katsikaris lo lograron, con unos buenos minutos de Stan Okoye, y cerraron el triunfo más amplio del curso. Sexto triunfo y la vista puesta ya en el Martín Carpena.

Nota de prensa Herbalife Gran Canaria