Séptima victoria de oficio de Movistar Estudiantes ante un rival directo (81-72)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en ACB Crónica Notas de Prensa ACB

No fue un partido bonito de los que hacen afición, pero en la clasificación no hay un “feómetro” que reste puntos, así que… ¡la séptima victoria ya está aquí! Movistar Estudiantes superó a Morabanc Andorra en un partido de oficio. Empezó con ventajas de hasta 15 puntos y resistió en la segunda mitad a los envites pirenaicos (59-59 al entrar al último cuarto). Alec Brown, estilete de los obreros colegiales con 18 puntos, 9 rebotes y 21 de valoración

Tras el minuto de silencio por los 15 jóvenes asesinados en Casamance, Senegal, salió en tromba Movistar Estudiantes con Cook, Cvetkovic, Landesberg, Savané y Brown: 8-0 en apenas minuto y medio.

Con esa ventaja, mediado el cuarto mandaban los colegiales (12-6), frenando el ataque de Morabanc Andorra y bien en rebote defensivo. Fue la entrada de Albicy por Jaime Fernández la que dio algo de aire al conjunto de los Pirineos. Al final del primer cuarto, 22-16.

Con Hakanson, Brizuela, Vicedo, Caner-Medley y Suton para empezar el segundo cuarto, Movistar Estudiantes seguía mandando en el marcador. Mediado el cuarto, Edgar Vicedo ponía el 35-20, la máxima que tuvieron los colegiales en todo el partido.

Pero Morabanc Andorra no se rendía y en cuanto empezó a ver aro redujeron diferencias: 39-32, mientras el Estu se atascaba en ataque para entrar a los dos últimos minutos antes del descanso. Por suerte, los andorranos hacían exenciones canastiles en el aro colegial y perdonaban las ocasiones para reducir más las diferencias. Movistar Estudiantes sobrevivía al descanso con un marcador capicúa: 43-34.

Cook, Brizuela, Landesberg, Brown y Savané eran los encargados de iniciar la segunda mitad, en la que Morabanc Andorra salió más enchufado de la mano de Albicy (43-38) pero don Omar se puso el traje de salvador: dos triples del de Brookyln para seguir mandando 49-40.

El partido era más feo que un frigorífico por detrás, pero… el Estu seguía por delante. 57-47. Pero en los dos últimos minutos del cuarto los errores infantiles en ataque de los colegiales dieron aire de nuevo a Morabanc Andorra: 59-55 al final del cuarto.

Pasaba lo inevitable para entrar al último cuarto: los pirenaicos empataban tras dos minutos (59-59). La experiencia de Sitapha Savané y un Edgar Vicedo que es una pena que no tenga apellido que acabe en –ez para cantarle lo que se le cantaba a Carlos Jiménez mantenían a Movistar Estudiantes por delante: 63-61.

Alec Brown se puso los galones para salvar a los suyos: robo, dos tiros libres, tapón para el contraataque y triple de Ludde Hakanson: 68-61 a 5:44 para el final. Movistar Estudiantes volvía a sobrevivir.

Dos ex de la Penya como Jelinek y Shurna, ponían la cosa en dos puntos (68-66), pero de nuevo Alec Brown se vestía del supermán de Winona para anotar cuando más quemaba la bola. Hakanson y una solidaria jugada que culminaba Brizuela ponían la cosa de nuevo de cara para Movistar Estudiantes: 75-66 a 3:19. Tiempo muerto.

Los del país de los Pirineos no se rendían (triple de Jankovic), pero Movistar Estudiantes ya se encontraba a gusto de nuevo. Landesberg dio la calma que hacía falta en los dos minutos finales paral la séptima victoria de la temporada. Una victoria de oficio que permite soñar (poquito) con la Copa y que sobre todo, ratifica el buen comienzo de año del conjunto colegial. Cuarta victoria consecutiva en casa en Liga Endesa.

Nota de prensa Movistar Estudiantes

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies